MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

31/12/13

MARIANO ‘MAI’ MEDINA, UNA VIDA DE TANGO

Tras entrevistar en agosto pasado a Txo Pintor, bajista de CICLONAUTAS, recientemente tuvimos el placer de charlar con Mariano 'Mai' Medina, el compositor, vocalista y guitarrista. Un músico del que pocas cosas se sabían, más allá de que vino de Argentina y que tocó con Alén Ayerdi, batería y tercer puntal del proyecto, en Calaña. Esto nos contó 'Mai? acerca de él y sus circunstancias: una vida, la suya... de tango.




Mariano Matías Rodríguez Medina Vita, más conocido como ‘Mai’ Medina, nació en 1978 en Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina. Su vocación por las 6 cuerdas la descubre pronto, pues su padre era guitarrista: “una vez pedí una batería, me regalaron un bongó, y de la indignación que me agarró le empecé a robar la guitarra”, recuerda el protagonista de estas líneas. Y continúa: “mi papá tocaba la guitarra y mi mamá cantaba. Así se conocieron, tocando. Ella, su hermano y mi viejo formaron un grupo, eran dos guitarras y una voz, y hacían folklore.” Antes de cruzar el océano hacia  Europa, año 2003, Mariano ya sabía qué era formar parte de una banda: “comencé a tocar la guitarra a los 11 años con mi primo Federico. A los 12 ya nos enviciamos y llamamos a un batería, y a los 13 hicimos un grupete, Azafrán, Especies y Especias. Incluso llegamos a grabar una demo.”

Apasionado del rock y el blues de los 70, influenciado para siempre por guitarristas como Stevie Ray Vaughan, Rory Gallagher, Jimi Hendrix o Santana, ‘Mai’ guarda gratos recuerdos de los años de la infancia: “quedábamos en una bajera y la pasábamos bien, sin preocupaciones. En vez de estar haciendo boludeces en las esquinas nos juntábamos para tocar.” Toda vez que la gente quedaba impactada por las edades de los músicos, el incipiente trío tocó bastante, permaneciendo en activo hasta que Mariano marchó del  país.

Tras aterrizar en España y permanecer año y medio en Andalucía, el actual cantante y guitarrista de Ciclonautas pasó seis meses a caballo entre Madrid e Italia, regresando nuevamente a la comunidad autónoma que le vio llegar y viajando posteriormente a Endériz, Navarra, para trabajar en la construcción de un tejado: “estando en Almería coincidí con Willy, quien tocaba los barros con Domingo Calzado antes de la formación del Conjunto Istiercol, germen de Calaña. Willy estaba allí de vacaciones y al ver que yo estaba quemao me dijo que me fuese con él, que había un tejado para hacer.”

Así recala Mariano en Navarra. Ya en la Comunidad Foral, a los dos o tres meses ambos compran una vieja furgoneta y comienzan a tocar en la calle, desencadenándose pronto los acontecimientos que le llevarían a conocer a Alén Ayerdi, llamado a ser compañero suyo en Calaña y Ciclonautas: “estando tocando en la calle un día apareció Domingo y me invitó a ir a su casa, y tras conocer días después a Oswaldo  comenzamos a guitarrear. Domingo conocía a los Marea y tenía trato con ellos; iban a grabar un concierto en Barcelona para un futuro DVD y fui invitado a colaborar con la banda. Toqué en la canción El perro verde.”

Por entonces precisamente, principios de 2005, surge la chispa que da lugar a la formación de Calaña, formación basada en la voz y en el duende de Domingo, encargado asimismo de tocar las guitarras flamencas, e integrada finalmente por ‘Mai’, a las guitarras eléctricas (aportando el riquísimo sabor latino atesorado en su forma de entender el rock) Oswaldo, al bajo, y Alen –a la batería-, contándose también con la complicidad de Airam Etxaniz a los coros y de Willy a la percusión. Con dicha banda Mariano grabó dos discos, Ñ (MUXIK, 2007) y A Cal y Canto (La Matriz Records/Warner Music, 2010). Actualmente el grupo se encuentra en stand by.



Año 2011: en medio del caos inherente a la vida de muchos músicos, pues no todo el tiempo se está tocando -como bien nos apunta Mariano, protagonista, en parte, de una vida de tango (“en este tiempo hubo que ser albañil, modelo de pintor… hubo que hacer magia”), finalmente, en mitad de ese mar de turbulencias. surge la idea de montar Ciclonautas, tercera banda en la que va a participar; así recuerda los orígenes del trío  integrado por él, a las guitarras y a la voz, Alén Ayerdi, a la batería, y Txo Pintor, al bajo: “al final lo que uno busca es tocar con amistades; pasarla bien. Siempre trato de llevar ese recuerdo del principio, ir a tocar sin prejuicios, con alegría. Cuando paró Calaña en 2010 quise aparcar un año la guitarra y marché a Argentina. No tenía ganas de tocar, no me venía nada. Pero una vez allí se me despertó el bicho y empecé a entusiasmarme de nuevo. Le di un toque a Alén y le dije, ché, tengo temas, y él me dijo, ‘venite’, que los tocamos. Y volví, pese a que en esa ocasión casi me quedo allí. Y en 2011 empezamos los dos a montar temas. Las letras y las armonías de las canciones de Ciclonautas son mías, con Alén ha sido divertido estructurarlas.” Con el trío bregándose en directo desde mayo del presente 2013 y las canciones ya grabadas, en cuestión de meses, agrupadas en el primer disco de la banda, podremos degustarlas.


MULTITUDINARI0 HATORTXUROCK 16 / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERA!! LA CRÍTICA!!




Hator, hator neska mutil etxera!

Hatortxurock 16: actuaciones de Glaukoma, Willis Drummond, Soziedad  Alkoholika, El trono de Judas, Non Servium, Ze Esatek, Governors, Obrint Pas,  Flitter, Kaotiko, La Raíz y Skakeitan.

Fecha: sábado, 28 de diciembre.
Lugar: espacio denominado Entre Cementerios, sito entre Burlata y Atarrabia.
Incidencias: actuaciones de 70 minutos por cada banda. Puntualidad exquisita. Aforo completo, público mayoritariamente joven.

Fiel a su cita un año más, el sábado 28 se celebró una nueva edición de Hatortxurock, festival que congregó una auténtica marea de gente y que transcurrió  en medio de un buenísimo ambiente; y todo ello presidido por la buena voluntad de todos y la  habitual profesionalidad en lo referido a producción y organización.
Sobre dos escenarios llamados a acoger de forma alternativa los conciertos, en una edición marcada por las despedidas o parones de El Trono de Judas, Non Servium u Obrint Pas (curiosamente, hasta hace escasas ediciones, el festival era elegido por muchos para lo contrario, volver, en vez de para detener sus carreras) y por la presencia de clásicos como S.A., Governors o Kaotiko, las actuaciones comenzaron con Glaukoma y Willis Drummond, formación esta última que, en su 4ª visita a Nafarroa  este 2013, detonó sin fisuras su explosiva carga de rock & roll, dejando alto el listón para los siguientes: los indomables S.A., quienes, de manos de un certero repertorio, no tuvieron ningún problema para subir listón y temperatura hasta límites inalcanzables. Difíciles de describir habida cuenta de la brutalidad musical desplegada. Y si alguien cree que exageramos, que se lo pregunten, por ejemplo, a los siguientes en actuar, principales paganos de lo dicho. S.A., así pues, demostrando una vez más que es todo un lujo poder contar con una banda así. Y a pesar de que continúan sin poder contar con Roberto, su batería, fuera de los escenarios por una lesión en uno de sus hombros.
Representantes de una de las múltiples realidades musicales de Nafarroa –más allá de las que habitualmente copan los medios-, tras casi 18 años de irreprochable trayectoria, El Trono de Judas eligieron Hatortxurock para presentar Barrutik, su último CD, y para echar definitivamente la persiana: algo que, pese a comparecer tras el incontestable concierto de los alaveses., hicieron en total loor de multitudes. Arropados, y cómo, por miles de seguidores, un público que les llevó en volandas, tarareando con fuerza los estribillos de sus temas y dejando el ambiente perfectamente caldeado para otros que también se despedían dicha noche, Non Servium: de manos de su demoledor street-punk, protagonistas de un incendio sonoro sí, vibrante, pero, a nuestro entender, de menores proporciones que las esperadas, dicha noche.
 Ze Esatek, siguientes en actuar, volvieron a convertir la carpa en una auténtica caldera,  poniendo al gentío en su totalidad en pie de fiesta y demostrando sin ambages el porqué del progresivo crecimiento de su popularidad: lo mismo que Governors, última banda que vimos, de manos de su rock del siglo XXI salpicado de esquilas metálicas y melodías, que voz la de su frontman, y plasmado entre espectaculares juegos de luces y efectos especiales, ocasionales lenguas de fuego y columnas de humo incluidas.
Nos hubiese gustado ver también a Obrint Pas en su despedida de los escenarios de Euskal Herria, o a Flitter, en su saludo oficial a los mismos Y a Kaotiko, en este, su gran año. O a los prometedores La Raíz y Skakeitan, pero llegados a este punto, por circunstancias personales (x) nos marchamos.

 ¿Lo mejor de la presente edición de Hatortxurock? La constatación de su capacidad de convocatoria, intacta. La disposición de cuantos lo volvieron a hacer posible, público, músicos y voluntarios. El espíritu festivo-reivindicativo que lo presidió, perfectamente aunado. ¿Lo peor? La evidencia de que, desgraciadamente, haya que seguir organizando el festival.  Ojalá este fuese el último. Sería una buenísima señal.

(x).- Debido a la duración del festival, al agobio derivado de la presencia de miles y miles de personas y a mi condición de diabético B, sobre la 1.00 de la madrugada, por empezar a sentirme muy cansado, decidí abandonar el recinto. En previsión de males mayores. Por dicho motivo no presencié las actuaciones de Obrint Pas,  Flitter, Kaotiko, La Raíz y Skakeitan. Otra vez será...


FLITTER: formados en Estella – Lizarra en 1991, reinventados como grupo en el año 2000 y en estado de barbecho desde 2006, los legendarios Flitter, viejos conocidos del festival (actuaron en la edición de 2003) y la gran novedad de este año, vuelven a la actualidad por dos razones: su reciente vuelta a los escenarios y la publicación de un nuevo CD. La posibilidad del regreso comenzó a planear en 2012 sobre las cabezas de Javi Zurbano, guitarrista; Carlos Elizaga, batería, y Miguel Leoz, vocalista, y se consumó el pasado mes de julio en la programación de Sanfermines. Actualmente la formación de Flitter se completa con la incorporación de Unai Lage, al bajo, y la puntual presencia de Sergio Elía, al teclado. Cuentan con la siguiente discografía: Flitter, Stop Miseria, Ciudadano  masokista, La vida ke kotxina esRastafari mamao, Mirarhaciadentro, y Rabioso, recientemente publicado.



SOZIEDAD ALKOHOLIKA: 25 años después de que comenzaran a romper con sus canciones la barrera del sonido, protagonistas desde la década de los 90 de la mejor combinación de hardcore, punk y metal facturada en el Estado, el presente de S.A. se llama Caucho ardiendo, EP digital por medio del que los gasteiztarras demuestran su actual momento de forma. Prosiguiendo por las sendas sonoras trazadas en sus últimos trabajos, Caucho ardiendo, la canción que le da título, retrata brutal y certeramente el actual estado de ebullición de las calles, consecuencia directa del paro. De letra clarividente y explícita, perfecta banda sonora la canción para unos tiempos como estos, duros y oscuros por demás. DISCOGRAFÍA: Intoxicazion etílica, Feliz Falsedad, Y ese que tanto habla, está totalmente hueco, ya sabéis que el cántaro vacío es el que más suena,  Ratas, Diversiones, No intente hacer esto en su casa, Directo, Polvo en los ojos, Tiempos Oscuros, Mala Sangre, Sesión 2, Cadenas de odio y Caucho ardiendo.




KAÓTIKO: tras debutar sobre los escenarios con el nombre de Kaos Etíliko, Aguayo, Fonta y Aguayiko, seguidores y discípulos aventajados de sus paisanos la Polla, abandonan en julio de 2000 la banda madre para unirse a Joni y Xabi y formar Kaotiko;  discos han grabado hasta el momento: Mundo kaotiko, Raska y pierde, Destino escrito, Adrenalina, Reacciona!!! y EH Calling –además de dos CD/DVD´s en directo-; su último CD, un trabajo de ingente poderío, ha hecho que a la banda, este último año, no le haya faltado trabajo.



GOVERNORS: Governors son de Arrasate, siendo su impulsor el carismático J. Sangre. La banda surge de las cenizas de Fjord por iniciativa suya, y próximamente contará con  4 CD´s en el mercado, siendo Morphinapolis el llamado a ser publicado en fechas próximas; ¿los restantes? Itxaron behara ez da itxaropena, Frenetikodrome y Collage. Suyo es el tema Kristal Kolpatuak, himno oficioso del festival. Sorprendentes, contundentes e imprescindibles en directo.




ZE ESATEK: surgidos en un principio como proyecto irónico-festivo auspiciado por componentes de Trikizio y de la electrocharanga Txortains, lo que comenzó como una diversión se ha convertido en una realidad musical a prueba de fiestas. De escenarios como el que les acogerá en nuestro festival. 4 discos iluminan su trayectoria, Ze esatek!, Rock & ron, Gu gara y el recientemente publicado Ibuprofeno.




OBRINT PAS: procedentes de Valencia, Obrint Pas comienza a pedir paso en 1993 con una música abiertamente mestiza que, erigida sobre melodías e instrumentos tradicionales del Pais Valenciá, mezcla ska, reggae, folk, cumbia o sonidos balcánicos con hardcore melódico, punk, dub, jungle y drum & bass; en estos años ha recorrido países como Alemania, Holanda, Francia, Inglaterra, Suiza, Italia, Croacia, Bosnia, Austria, Eslovenia, Republica Checa, Portugal, Bélgica, Euskal Herria, Cerdeña, Marruecos, Galiza, Venezuela o Cuba. 6 discos alumbran su trayectoria: La revolta de l'ànima, Obrint pas, Terra, La flama, En moviment, Benvingut al paradís y Coratge, de. Toda vez que la separación del grupo tiene fecha, el concierto que ofrecerán en HATORTXUROCK / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERA tiene especial relevancia, pues significará su despedida de los escenarios de Euskal Herria.



EL TRONO DE JUDAS: grupo de punk-rock creado en Iruñea en verano de 1996 que cuenta con 6 discos: Los que reparten la paz (1998), Tenemos que ser optimistas (2001),  El sonido de la metralla, Gure kabuz ala hill, Espejos por ventanas y Barrutik. Siempre se han identificado con posturas anticomerciales a la hora de entender la música, concibiéndola como un arma de lucha válida para la transformación social. Su concierto en HATORTXUROCK / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERA será el último de su dilatada trayectoria.




WILLISDRUMMOND: radicados en Heleta, Iparralde, Willis Drummond han dado más de doscientos conciertos en cinco años de trayectoria, tocando tanto en festivales como en gaztetxes o salas de conciertos;  cuentan con CD´s en el mercado como Anthology, Willis Drummond, Zuzenekoak #2, Istanteak o A ala B, profusamente presentado este año. Debutantes en HATORTXUROCK / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERA, al igual  que Skakeitan,  Glaukoma,  Non Servium y La Raíz




SKAKEITAN: banda guipuzcoana de ska surgida en Donostia en 2008, fruto de la unión de cuatro amigos marcadamente influenciados por grupos como Betagarri, Banda Bassotti o Skalariak. ¿Su objetivo? ‘Skakearse’ de la rutina haciendo ska. Cuentan con un CD en el mercado, Ahots Gabekoen Ahotsa.




GLAUKOMA: ‘Negros de piel blanca’ –tal y como se definen-, girando alrededor de ritmos y melodías jamaicanas como la Tierra alrededor del sol, la música de esta banda es el rap-reggae: no en vano no dudan a la hora de manifestar al respecto que “el reggae es la reina y el rap es el rey”. Afincados en Tolosa, cuentan con dos CD´s (el segundo de ellos, Vol. 2, recientemente presentado), discos que desbordan ambiente de roots, dancehall y sabores a otras hierbas relacionadas con el raggamuffin style. Los idiomas empleados por la banda, inglés, euskera y castellano.


NON SERVIUM: formados en Móstoles en 1997, pronto comienzan a llamar la atención entre los ambientes antifascistas. Su nombre procede de una errata latina, ‘non serviam’, cuyo significado es ‘no te serviré’, expresión que los propios componentes afirman que resume la filosofía del grupo: no servir a nadie. La música de Non Servium es principalmente oi!, luciendo poderosamente influenciada por el punk, el street punk y el hardcore. La banda ha sacado por el momento cinco discos: Orgullo Obrero, NSA La Santa Familia, El Imperio del Mal, El Rodillo del Kaos y La voz de los Malditos.


LA RAÍZ: procedentes de Gandía, dan sus primeros balbuceos en 2001, coqueteando indisimuladamente con el mestizaje. Convertidos a fecha de hoy en una banda de diez personas de diversas procedencias; en una formación articulada alrededor del rock mestizo y letras de marcado compromiso, La Raíz suma 5 discos: Sumere, El Aire Muerto, Guerra al Silencio, El lado de los Rebeldes, y Así en el cielo como en la selva, registrado este año.


CON INSOMNIO KRONIKO, ÚLTIMO CONCIERTO HASTA OTOÑO DE 2014:



El 28 de octubre de 2011 Insomnio Kroniko presentaron su primer CD, No Existe Otro Mundo En El Que Puedas Vivir, Si Lo Encuentras No Tardes En Avisarme, ante un Black Rose a rebosar. Dos años y dos meses después, con renovada formación, nos adelantan que su próximo trabajo saldrá en otoño de 2014, no estando previsto que vuelvan a actuar en directo hasta entonces. HOY DOMINGO 5 DE ENERO abrirán cartel en la SALA TOTEM para SUTAGAR.




N - Dos años dando conciertos, ¿Cuántos habéis ofrecido en este tiempo?
IK – Alrededor de treinta, aunque hemos tenido meses de parones por estar componiendo nuevos temas o por la entrada de nuevos componentes a la banda.

N -  ¿Quiénes son los dos nuevos componentes? ¿De qué bandas proceden?
IK – La marcha en abril de 2012 de Jagoba, nuestro baterista, nos supuso un palo, pues casi siempre habíamos sido los mismos desde que empezamos y no nos hacíamos a la idea un cambio de formación, pero la entrada de Daniel Munuce aportó una experiencia y una técnica musical que refrescó el sonido y nuestras influencias. Dani venía de tocar con Xilum y conectó con nosotros a la perfección.
Por otra parte, en octubre de este año fue Julen Pitillas quien, por problemas de disponibilidad, dejó un hueco en el grupo. Iosu Núñez, de Eraite, hue el elegido para entrar. Llegó con unas ganas y una ilusión tremendas; es un gran guitarrista, muy técnico, tiene unos conocimientos de sonido envidiables. ¡Es un jodido friki sonoro!

N – Volviendo a los conciertos, dentro de la presentación de vuestro disco hubo dos partes, una a nivel local y otra en la que salisteis a la carretera ¿no fue así?
IK – En principio hicimos la ruta por la que pasan casi todos los grupos de Iruñerria (Black Rose, Infernu, Terminal, Big Star…), y ya en 2013 nos pusimos las pilas y nos pegamos toda la primavera de aquí para allá. Para nosotros salir de Nafarroa era prácticamente nuevo, y nos ha encantado; nos picamos tanto que incluso compramos una furgoneta de cuarta o quinta mano.

N -  Las sensaciones vividas fuera de casa, ¿han sido buenas? ¿Volveréis a repetir?
IK – Claro que si!!! Y esperamos hacer más kilómetros si cabe. Las sensaciones fueron inmejorables; hemos tenido algún momento malo, es normal, pero han predominado las risas y hemos conocido a mucha gente.

N - ¿Alguna fecha para el recuerdo?
IK – Unas cuántas, empezando por el día en el que dimos dos conciertos en apenas cuatro horas. Tocábamos en la Casa de Cultura de Huarte dentro de un certamen, y  pedimos hacerlo los primeros para que nos diese tiempo a subir al Terminal, a tocar para la final del concurso de bandas que organizaron con motivo del 25 aniversario del bar. En éste último quedamos segundos, ¡qué estrés de día!  Un fin de semana tocamos tres días seguidos, cosa que no habíamos hecho antes: en Ansoáin con jueves; en Burlada, el viernes, y en Ponferrada el sábado. El domingo éramos putos zombies. Otros días que lo pasamos en grande fueron cuando tocamos en el quinto aniversario del Infernu Taberna, rodeados de amigos y grandes grupos como Evil Killer, Khous, Dawn of the Maya y Sakeo, o el 8 de julio de este año, en el recinto de Gora Iruñea!, abriendo para Boikot.  Perfecta la organización, dentro del caos previo que tuvieron para poder montar aquel espacio, y nosotros contentos y orgullosos de haber podido participar.

N - ¿Qué planes tenéis de cara a vuestro nuevo disco?
IK – Antes de centrarnos totalmente en nuestro próximo trabajo, terminaremos el ciclo de conciertos de No existe otro mundo en el que puedas vivir, si lo encuentras no tardes en avisarme con un concierto de despedida. Será en la sala Totem, el 5 de enero, teloneando a Su Ta Gar. En el concierto contaremos con la colaboración de nuestros colegas de ZTK Rap y RPV Mc Aaron, Molto y DJ Paik. Habíamos anunciado que no íbamos a tocar más hasta el lanzamiento del próximo disco, pero la entrada de Iosu ha motivado que hagamos un par de conciertos con él para que se asiente con nosotros. Y a partir de ahí pararemos hasta otoño de 2014.

N - ¿Dónde vais a grabar vuestro próximo disco?
En junio entramos a grabar en The Metal Factory Studios, Madrid, con el ingeniero de sonido Alex Cappa, todo un especialista en el género. Teníamos muy buenas referencias de este sitio, por el que han pasado grupos como Hamlet, Vita Imana, Inbred, Silent Havoc o los pamplonicas Dawn of the Maya. Hasta entonces no nos queda más que poner la guinda a los temas ya compuestos. Tenemos buenas expectativas y unas ganas terribles de que se puedan disfrutar.


FELIZ NOVEDAD Y PRÓXIMAS COMPRAS NUEVAS: VENGA, VENGA, QUE NOS QUITAN LOS DÍAS Y LOS DISCOS DE LAS MANOS



 Navidades, tiempo de novedades y regalos y, por ello, en los actuales tiempos, de publicación de nuevos discos: también en nuestro pequeño país, Euskal Herria, radicando el epicentro de la actividad festivo-comercial por excelencia en Durango. Así las cosas, concluyó la nueva edición de la Euskal Liburu eta Disko Azoka o Feria de Durango, la 48, acontecimiento que tuvo lugar del miércoles 5 al domingo 8 de diciembre y que, saldado con un gran éxito, trajo consigo un importante reguero de lanzamientos editoriales y discográficos. He aquí algunas de las principales novedades discográficas publicadas este año:

Entre las publicadas por ELKAR destacaremos las de artistas como RUPER ORDORIKA: Azukre koxkorrak; MIKEL MARKEZ: Indar bat dabil hor; GARI: Live-analogic-recording. Elkar studio sesionss; KEN ZAZPI & EUSKADIKO ORKESTRA SINFONIKOA o el disco libro publicado de manera conjunta por KIRMEN URIBE, MIKEL URDANGARIN, RAFA RUEDA, BINGEN MENDIZABAL y MIKEL VALVERDE: Jainko txiki eta jostalari hura.

OIHUKA, sello asociado al anterior, pondrá en circulación los nuevos trabajos de IZAKI GARDENAK (Amaieratik hasi) y ODOLAREN MINTZOA, Odolaren mintzoa, así como reediciones y nuevas referencias de la denominada Elkar - Oihuka vinyl Collection, comenzada a publicar en 2010: en esta ocasión los discos publicados por vez primera serán Revolución (más extras), de La Polla Records, y El estado de las cosas, de Kortatu. 

GAZTELUPEKO HOTSAK ofrecerá el debut de La Jodedera, Karibe kantauri kantari;Akelarre, y CD´s de Txuma Murugarren con Anjel Unzu (13 abesti eta 12 istorio txiki), Los Galerna; Capsula (Solar secrets), Bide Ertzean (77) o  los navarros De 2 den Blues Band, Groovi'the blues. Además, también verán la luz bajo dicho sello discos como los de Paul San Martín, Joseba B. Lenoir, Beñat Fuentes o ediciones ampliadas en vinilo de los últimos trabajos de Xabi y Petti,

BAGA-BIGA MUSIKAM IDEIAK afronta la presente edición de la Azoka con las siguientes apuestas: URTZ, quienes diez años después de su despedida vuelven con nuevo CD, Astiro; KAUTA, quienes también regresan con nuevo álbum, Agerre; GOVERNORS, con su reciente Morphinopolis;  OINHARI DANTZA TALDEA (con su CD/DVD Itsasoaren emazteak), JESUXMAI LOPETEGI, con Errekan gora, y KORRONTZI, quienes han visto publicado Tradition 2.1.

Altxatu, The Icer Company, Yogurinha Borova y Los carniceros del Norte son las apuestas de GOR DISKAK, para la presente edición de la Feria, con trabajos como Altxatu, Ur abisalen espedizioa, Bai si yes o 2013 Maniakos –respectivamente-.

.
Por último,  para terminar, añadiremos que artistas como SU TA GAR, con Bizirik gaude;  GLAUKOMA, con Vol.2; ENEKORA, con Kora izpia, ANARI, con Bidea eta denbora, Joseba Tapia (Tximela kapitainaren izarrak), JABIER MUGURUZA (Beste hogei), ZE ESATEK! (Ibuprofeno) o ZEA MAYS, con Da , saludarán a cuantos acudan a las tiendas a interesarse por sus discos¿Una postrera recomendación antes de terminar? El libro + DVD y el CD puesto en circulación por HALA BEDI IRRATIA con motivo de su treinta aniversario en las ondas, muy recomendable para melómanos y amantes de los recopilatorios de rarezas.. Así pues, ojo avizor a todo ello y ¡Felices compras nuevas!

'VINYL COLLECTION': NUEVAS RE-EDICIONES DE DISCOS CLÁSICOS POR PARTE DE ELKAR OIHUKA

Para los que nos dedicamos de forma apasionada a escribir de música no deja de ser un placer el recibir discos; abrir nuestra casa y nuestro espíritu al trabajo e ilusión de cuantas bandas y sellos discográficos nos hacen llegar lo mejor de sí mismos: a los músicos que día a día (o noche a noche -más bien-) nos abordan CD en mano y a cuantas discográficas nos hacen llegar puntualmente su material, sellos como MALDITO RECORDS, GOR, BAGA-BIGA o ELKAR & OIHUKA, en mi caso. Eskerrikoskar. Muchísimas gracias a todos. Y dicho esto, vayamos con el último envío recibido: 4 LP´s, 4, enviados por ELKAR: dos de ellos recién publicados, pertenecientes a su colección VINYL COLLECTION (Revolución + extras, de LA POLLA RECORDS, y El estado de las cosas, de KORTATU) y los dos restantes, los últimos trabajos de RUPER ORDORIKA y GARI.

Respecto a la colección de vinilos, diremos que, iniciada en 2010, ELKAR & OIHUKA han tenido a bien reeditar sus 6 primeras referencias a la vista del éxito de ventas, sumándose a las mismas los títulos citados de los otrora comandados por Evaristo y Fermin Muguruza. Así las cosas, así queda la colección; más información sobre la misma klikando aquí:


 Barricada: Noche de r'n'r 

-Kortatu (+ Extras: Manolo Rastamán, Mierda de ciudad) 

Cicatriz: Inadaptados (+Extras: Escupe, Enemigo público nº1

La Polla Records: Salve (+ Extras: Y ahora qué EP) 

Ruper Ordorika: Hautsi da anphora 
Mikel Laboa: bat-hiru (2 LPs) 
La Polla Records: Revolución (+ extrak) 
Kortatu: El estado de las cosas

CRÍTICAS DE DICIEMBRE: QUIQUE GONZÁLEZ, DOVER, BITTER HONEY, THE QUEREBOYS, ZEA MAYS, ÚLTIMOS REYES, KENZAZPI + O.S.E. Y TALCO

Sí se puede

Concierto de Quique González

Fecha: viernes, 27 de diciembre.
Lugar: auditorio de Barañáin.
Intérpretes: Quique González, a las guitarras, a la armónica y a la voz, acompañado por Pepo López, a las guitarras eléctricas, Alejandro Boli Climent, al bajo y al contrabajo, Edu Ortega, a la mandolina y al violín, y Edu Olmedo, a la batería.
Incidencias: presentación de Delantera mítica, nuevo CD del artista. 2 Horas de duración, bises incluidos. Lleno prácticamente, público que disfrutó de la actuación.

Años y años de brega y fatigas y 9 trabajos discográficos después, Quique González (Madrid, 1973) completó el aforo elegido para la presentación de su último CD, el del auditorio de Barañáin, demostrando que, imprescindible factor suerte aparte, a base de tesón y constancia, de buen hacer y perseverancia, sí se puede. Que si se está en la brecha obrando cual hormiguita (y más en un mundo como el de la música, tan dado a la proliferación de tantas especies de cigarras), los sueños pueden hacerse realidad: y así quedó confirmado el pasado viernes, tanto por la actuación ofrecida como por la respuesta brindada por los presentes: por un público cuya asistencia a sus conciertos, en los últimos años, no ha dejado de crecer.
Sobre un escenario ornamentado con la búsqueda de la proximidad como primer objetivo, en medio de una indisimulada expectación, los músicos activaron la llave de contacto sobre las 22.15 horas, y lo hicieron con tres de los temas de estreno: uno de ellos el electrizante y eléctrico Dónde está el dinero, con González también a la guitarra eléctrica. Rebosando rodaje la banda tras casi un año de carretera y gira, perfectamente defendidas las canciones en directo (el madrileño, además, siempre ha sabido rodearse de músicos más que solventes) el concierto recorrió con generosidad su ya extensa discografía, deteniéndose primeramente en temas de Daiquiri Blues como Restos de stock o Cuando estés en vena, antes de tomar tierra en Kamikazes enamorados (Palomas en la quinta), Pájaros mojados o Salitre 48, representado tan referencial trabajo por La ciudad del viento y 39 Grados, en un primer momento. Y todo ello bajo una iluminación que, diseñada ex profeso por el equipo técnico de la sala, dio una exclusiva y exquisita dimensión a las interpretaciones.
Pasado el ecuador del concierto, buscando mayor intimidad con el respetable, Quique se quedó en escena acompañado únicamente por su guitarra y su armónica, brindando dos temas de Pájaros mojados, Reloj de plata y Pequeño rock and roll, poniendo dicho par  de joyas sobre la recta final a la noche: a una velada que concluyó oficialmente con tres pesos pesados del repertorio de Quique (Hotel Los Ángeles el último de ellos), y de manera extraoficial, con dos tandas de bises. Con seis interpretaciones más, destacando Tenía que decírtelo (primer single de Delantera mítica, álbum con amplia representación en el setlist) o el legendario Salitre, primera en ser cantada a viva voz por el respetable: un público que, eso sí, nunca escatimó aplausos ni palmas.
Un buen día, finales de los 90, Quique González apostó todo por la música, doble o nada. Sin nada que perder y ¿todo? O algo por ganar. Y poco a poco, laboriosamente, fue saliendo airoso del envite. Como se hacen las cosas buenas, poco a poco. Dándoles tiempo. Y así, no habiendo otra fórmula, ha llegado hasta donde está, habiendo pasado de comerse la cabeza –posiblemente- en su sancta sanctórum de Madrid, la sala Galileo Galilei (¡cuántas noches habrá visto sus actuaciones!) a comerse aforos –directamente-, demostrando con ello que, al igual que en tiempos pretéritos, en los actuales también es posible sacar la cabeza: algo que siempre ha sido difícil para todos, artistas actualmente consagrados –e incluso mitificados- incluidos. Y de todos los estilos. Así pues, certificando un muy buen estado de forma –artístico-, muy bien González.



Fuego sí, pero controlado

Concierto de Dover

Intérpretes: Dover, formación integrada por Cristina, a la voz y a la guitarra, Amparo, a la guitarra y a los coros, Samuel, al bajo, y Jesús, a la batería.
Fecha: viernes, 20 de diciembre.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Incidencias: presentación de Dover come to me, enmarcada en la gira conmemorativa del vigésimo aniversario de la banda. Más de medio aforo. Alrededor de hora y media de duración, bises incluidos.

En 1997 vio la luz el segundo disco de los por entonces todavía bisoños –nadie les llamaba prometedores- Dover, Devil come to me; pero para sorpresa de todos, el trabajo, en pocos meses, demostró un mayúsculo potencial, revelándose como un cañonazo en la línea de flotación de la escena que rompió moldes, haciendo posible que los deseos de dos hermanas se hicieran realidad. Los sueños de las hermanas Llanos, Cristina y Amparo, dos entusiastas de Nirvana que, ideólogas de Dover desde finales de 1992, dieron que hablar por vez primera ante una significativa audiencia en abril de 1994: ante la de Radio 3, al día siguiente de que fuese encontrado muerto Kurt Cobain. Estas, procediendo como dos oyentes normales, llamaron a un programa de dicha emisora y, totalmente emocionadas, entonaron el tema Rape me de dicha banda, cautivando a cuantos las escucharon. Semejante joya todavía puede escucharse en Youtube. Pues bien, tanto tiempo después, el pasado viernes, Dover recaló en Tótem, embarcando a los centenares de personas que llenaron más de media sala en un auténtico viaje en el tiempo de manos de la actuación ofrecida. De manos de un concierto que si bien, estuvo a la altura de las expectativas, nos mostró a una banda menos fogosa que antaño; ¿Cosa del paso del tiempo? Y es que el grupo, en forma, sí, calentó la sala, pero pese a la expectación reinante en ningún momento la incendió ni encendió totalmente a los presentes, a pesar de que el público disfrutara del espectáculo: quedando la acción de las otrora pirómanas de todo tipo de escenarios en fuego… pero controlado.
Haciendo gala del post-grunge de intrínseco regusto melódico que siempre llevaron por bandera, ante una sala que, pese a tratarse de una noche difícil para la programación de música en directo, presentó un buen aspecto, la actuación se centró en la revisión de principio a fin de los temas del laureadísimo y súper ventas Devil come to be, sonando la práctica totalidad de los hits incluidos en el mismo. Haciéndolo con un sonido que, en verdad, no terminó de convencer, luciendo un tanto traslúcido. Pero además de temas como los de dicho álbum (mención especial para Serenade –por ejemplo-, su pasaporte hacia el éxito total) también encontraron su espacio algunos de Sister, su primer LP, disco publicado en 1995 que en su tiempo pasó sin apenas pena ni gloria (pese a que actualmente muchos reivindiquen su escucha) o de Late at night, el tercero.  Composiciones como DJ o Flashback de este último o, camino de la conclusión, Angelus o She will, del primero. Camino de una recta final que, culminada por King George (incluida en otro CD, I was dead for 7 weeks in the city of Angels), dio paso a unos bises para los que quedó reservado lo mejor: con permiso de Cherry Lee, los bombazos con nombre propio y sin fecha de caducidad titulados Devil como to be y Loli Jackson, portadores por excelencia del ADN músico-emocional del grupo.
Tejedoras en su particular rueca de personalísimas y arrebatadoras melodías, bendecidas desde 1997 por el Diablo o, quién sabe, por el aura de Kurt Cobain, Cristina y Amparo dejaron buenas sensaciones en Tótem al frente de su banda; de una formación que, a pesar de todo, se reivindicó con solvencia en su visita a Iruñerria. El pacto firmado por las Llanos tal vez con Satán continúa funcionando.



Palabra de rock

Concierto de The Quireboys

Intérpretes: The Quireboys, formación integrada por Jonathan Gray Spyke, a la voz y a la armónica, Guy Griffin y Paul Guerin, a las guitarras, Keith Weir, a los teclados, Mailing Pip, a la batería, y Nigel Mogg, al bajo. Como teloneros abrieron noche Bitter Honey.
Fecha: domingo, 15 de diciembre.
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Incidencias: presentación de Beautiful curse, nuevo CD de The Quireboys. Hora y ¼, bises aparte. Asistencia discreta, público participativo.

Las puertas de Tótem se abrieron de par en par con domingo, día del Señor –por excelencia-, para recibir a unos auténticos señores, los históricos The Quireboys; formación que recaló en dicha sala para poner punto final a su segunda incursión por el Estado, en este 2013 que se nos va.
La velada arrancó de manos de Bitter Honey, sorprendente cuarteto radicado en Arrasate al que le tocó en suerte comenzar a endulzar la noche, sacando adelante dicha labor apoyándose en un hardrock genuinamente setentero que dijo mucho del grupo. Y  Bueno. Mucho, y bonito. Y así lo entendieron los en buena parte talluditos asistentes, un público fiel –tal y como lo es el del hardrock-… mas  tan apasionado y agradecido como reducido dicha tarde noche. Un público que protagonizó una asistencia, si se nos permite la expresión, de domingo.
A continuación, tras salvar Bitter Honey los muebles de la mejor de las maneras (esto es, abrir cartel un domingo a las 19.30 horas), los esperados The Quireboys fueron quienes se hicieron con las riendas de la noche, protagonizando desde el principio una incontestable actuación. Un concierto que, además de una cita con la historia, fue todo un lujo: pura palabra de rock –canción a canción-, desde Black mariah, primera en sonar (de su CD Well oiled) hasta 7 O´clock, última en hacerlo antes de los bises. Sin parar quieto ni un segundo el legendario vocalista (pañuelo a lo pirata anudado a la cabeza, jugando todo el tiempo con el pie de micro y aferrándose al mismo como si le fuese en ello la vida) el segundo tema brindado fue Too much of a good thing, primer single del CD que se presentaba, quedando claro de este modo por dónde iban a ir los tiros en lo referido a repertorio; cómo iba a desarrollarse la actuación, con la banda intentando hacer paradas en lo más significativo de su discografía, además de en lo nuevos temas. En canciones con solera como There she goes again, This is rock & roll (el grito de guerra de la noche) o Hey you –por ejemplo-, perfectas tarjetas de presentación del grupo: de una formación que, dando a entender que su nuevo material es tan válido como el antiguo, no escatimó la presencia de canciones nuevas, encontrando su espacio temas como Diamonds and dirty Stones, 27 Years o el que da título al trabajo, composiciones que también aportaron su parte a la hora de convertir por momentos la parte delantera de Tótem en una caliente caldera.

Responsables de que generaciones enteras se hayan enganchado al rock & roll, esa droga intangible –desde el prisma material- pero cautivadoramente tangible desde el espiritual, The Quireboys, pasión, profesionalidad y entrega, sedujeron y cautivaron a  cuantos se acercaron a Tótem con su concepción del viejo género, claramente marcado por el hard, el blues y el glam, toques además de AOR mediante, claro está. A un público que, no hay mal que por bien no venga, disfrutó por partida doble de la velada a la vista de la asistencia registrada. Muy bien, nada que objetar.

Vitalistas, revitalizantes

Concierto de Zea Mays

Fecha: sábado, 14 de diciembre
Lugar: sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Zea Mays, formación integrada por Aiora Rentería, a la voz, Piti Imaz, a la guitarra, Rubén González, al bajo, y Asier Basabe, a la batería. Como teloneros abrieron  la velada Oppium.
Incidencias: presentación de Da, séptimo CD de la banda. Hora y media de duración. Asistencia discreta, alrededor de dos centenares de personas. Público participativo.

Vitalista, revitalizante: así se mostró en Tótem Zea Mays, formación bilbaína que tras años y años de peregrinaje por todo tipo de escenarios abriendo campos; explorando nuevas posibilidades sonoras para el euskal rock, se ha ganado por derecho el ser reconocida como una de las bandas más sugerentes del país. Uno de nuestros grupos más elegantes y con menos corsés a la hora de crear, habiéndose hecho a pulso con dicho título desde 1997, año en el que comenzaron a facturar sus discos: erigidos primeramente sobre un rock de porte marcadamente experimental (plasmado en trabajos como Zea Mays, Elektrizitatea, Harrobian, Sortuz – grabitatearen aurka o Morphima) y reconducido desde 2010, año de la publicación de su laureado Era, hacia lindes cada vez más influenciadas por la electrónica. Y así lo dieron a entender en la noche de la presentación de Da, su más reciente colección de canciones.
La velada arrancó con los igualmente vitalistas y revitalizantes Oppium, joven formación con epicentro en Araba que, por las sendas del indie-rock con un indisimulado regusto a The Clash, denotó maneras y cultura musical. Y acto seguido, tras tan acertado preámbulo, los comandados por Aiora al escenario, llamados a disfrutar y hacer disfrutar de su noche por igual.
Derrochando personalidad e inconfundibles señas de identidad (marcadas a fuego por la voz de la citada y por las guitarras de Piti: en Zea Mays, apuntémoslo, no hay sintetizadores), en medio de una cuidadísima puesta en escena, la velada arrancó con Gaur, puerta de entrada de Da, prosiguiendo con los electrizantes & electrónicos ritmos del igualmente tema nuevo Hurbil y con los más que cautivadores de Llunetan, sonando los mismos antes de los de la canción cima del CD, representados por el tema que le da título. Entre constantes explosiones de sensaciones y sonidos, cálida lava musicada la deparada por la práctica totalidad de las canciones, el volcán de sensaciones que deparó la noche también trajo temas de más viejos; composiciones que, invariablemente, se crecieron y recrecieron siempre antes de terminar volcando sus ansias en los estribillos,  brillando con luz propia, claro está, la interpretación del hit Negua joan da ta camino de la conclusión del concierto. Y de paso, no terminado con dicho tema (a continuación sonó Bi bihotz, bi ero, del CD nuevo, concluyendo el concierto con el reivindicativo Kukutza III) demostrando el grupo haber sabido sobrevivir, salir adelante a la perfección tras firmar un éxito como ese, sin que se les atragantara la resaca de la canción. Y todo ello bajo unos juegos de luces que contribuyeron decisivamente a envolver las interpretaciones bajo un aura especial, dando con sus luminosos jugos más color si cabe al ya de por sí colorista hecho musical. 
Al igual que nos alegró ser testigos de booms como los protagonizados en su día por Berri Txarrak o Kenzazpi, nos alegra –y reconforta- ver que bandas como Zea Mays van encontrando su hueco. Haciéndose con él, y que el mismo, lo realmente importante, se va agrandando día a día. Zea Mays, constatación y ejemplo de trabajo bien hecho. Bordeando siempre los ribetes alternativos cercanos al rock más que los del rock alternativo, trabajando sin prisas, malas consejeras casi siempre, y sin pausa. Pasito a pasito, disco a disco. Despacio –si se quiere- pero con buena letra, haciéndose poco a poco con su espacio. Protagonizando una carrera de fondo que, ascendente en nuestros días, nadie sabe dónde terminará. Suerte con las presentaciones de Da.



Cuando la rabia es el motor

Concierto de Últimos Reyes

Fecha: viernes, 13 de diciembre.
Lugar: Terminal, Iruñea.
Intérpretes: Últimos Reyes, trío integrado por Iván, a la voz, a las guitarras y a los coros, Txus, a la voz, al bajo y a los coros, y Pirata 47, a la batería.
Incidencias: presentación de La rabia del no!, nuevo CD de la banda. Hora y 30 minutos de duración; medio aforo, público variado que disfrutó de la actuación.

Tras el éxito cosechado el pasado día 7 junto con Gatillazo y Vómito en Oteiza, su localidad natal, con motivo de la presentación de su último CD, Últimos Reyes rindieron el viernes pasado visita al Terminal, uno de sus campos de operaciones por excelencia; ¿el motivo? Presentar La rabia del no!, tercer disco de su colección, y continuar reivindicando su derecho a hacerse con un hueco en la república independiente del punk rock.
La actuación arrancó con dos anfetamínicos chutes musicales extraídos de Perversamente sencillo, su recordado segundo trabajo (Pase lo que pase y Otro puto día), encontrando pronto su espacio el primero de los nuevos temas en ser detonado, La rabia del no!: temas que rezumando genuino regusto ochentero, ya de entrada dejaron claro lo siguiente, que la existencia de bandas como Eskorbuto marcó y continúa marcando el camino del grupo, antojándosenos el paso de los de Santurtzi por la Tierra, por el infierno no demasiado dulce que vino a ser su existencia, referencial para estos Últimos Reyes: para un trío que, tras haber crecido –tal y como cantaron en uno de dichos temas- escuchando, además, “a los Zika y a los RIP” (y a La Polla, a los Flitter o a los Clash –añadimos nosotros-), demostró una noche más haber asimilado a la perfección la herencia recibida. Tan imprescindible legado: imagen y aplomo, actitud y contenido a espuertas, habiéndoselo llevado a su terreno a la perfección. Haberlo hecho suyo hasta el punto de haberse convertido en los mejores voceros de bandas como la de Joe Strummer a uno y otro lado del Ega, el particular Río Grande de Tierra Estella.
Soñando historias a ras de suelo (con forma este de escenario), combinando mala leche con genuinos acordes y melodías, la detonación de nuevas composiciones continuó con el sardónico –más que solamente irónico- Tu nuevo hogar, con el tándem integrado por Txus e Iván llevando de forma alterna el peso de las voces y los coros (perfectamente propulsados por el veterano Pirata 47 a la batería) y prosiguiendo los tres disparando misiles como los más que explícitos Lo más kabrón o Romper y kemar, canciones que en medio de un ambiente de fiesta punk de indisimulado regusto dejaron inequívocas muestras del rebote del veterano trío para con la sociedad. Con la actual forma de encarar la vida por parte de la mayoría, más acostumbrada, en palabras de Iván, “a roncar y siestear”.
Llegados a este punto, el concierto encauzó su última parte con temas de estreno como La indiferencia o con otros más viejos como Oda a la cerveza, y lo hizo bajo unas atmósferas presididas por connotaciones de corte cada más destroy -conforme se iban sucediendo las canciones-; haciendo ver –así las cosas- que en la imperfección formal radica buena parte de la credibilidad del punk. De su perfección espiritual, quedando preparada de dicho modo la alfombra roja para una recta final que, versiones mediante, hizo saber a los presentes cómo es un día cualquiera en Oteiza (todo un guiño a Parálisis Permanente)… o que el recuerdo de bandas como los ya citados Cicatriz y Eskorbuto, Botes de humo, Os engañan –respectivamente- continúa totalmente vigente.
Incisivos, con mordiente. Inconformistas, provocativos, así vimos a Últimos Reyes, depositarios de la esencia del mejor punk vasco de los 80 y dignos portadores del testigo: con argumentos renovados con forma de canciones, rabiosos y más que preparados para seguir en la pelea.



De alto octanaje emocional

Concierto de Kenzazpi + Euskadiko Orkrestra Sinfonikoa

Fecha: miércoles, 4 de diciembre.
Lugar: Auditorio Baluarte, Iruñea..
Intérpretes: Orquesta Sinfónica de Euskadi y Kenzazpi, banda formada por Eñaut, a la guitarra acústica y a la voz, Beñat, a la guitarra eléctrica, Igor, al bajo y a los coros, Iñaki, a los teclados y al acordeón, y Ion, a las baterías.
Incidencias: actuación integrada en el ciclo klasikat. Pesentación del último CD de la banda, grabado junto con la O.S.E. Hora y 40 minutos, bises incluidos. Lleno.

Kenzazpi comparecieron en Baluarte como hasta el día anterior (el primer concierto de estas características tuvo lugar la víspera, 3 de diciembre, en Donostia) ningún grupo de pop rock euskaldun lo había hecho. Acompañados por una orquesta sinfónica. Por la Orquesta Sinfónica de Euskadi, consiguiendo llenar la Sala Principal del Palacio de Exposiciones y Congresos y protagonizando una actuación… Para el recuerdo –directamente-. De altísimo octanaje emocional, poniendo con su sensacional reinvención una nueva pica en Iruñea los liderados por Eñaut Elorrieta… y Fernando Velazquez, en esta ocasión: el director de la O.S.E. este último. Ofreciendo un concierto que, ante todo, fue todo un regalo para los sentidos. A la vista de las fechas en que estamos, el mejor de los regalos de Olentzero para el espíritu de cuantos se dieron cita en Baluarte, hasta el punto que tal vez se podría decir que el ya esperado carbonero adelantó unas semanas su visita, incluyendo dicho recinto en su listado de paradas.
Tras una introducción por parte de la Sinfónica que, de marcado regusto épico, sirvió para recibir entre fuertes aplausos a los capitanes de los dos grupos en liza (el sinfónico y el eléctrico: a excepción del batería, en primerísima línea del escenario los comandados por Eñaut), la velada quedó descorchada bajo los reescritos ritmos de Hegoak Astindu, con las notas del bajo y la guitarra coqueteando –en un primer momento- y haciendo perfecta pareja con sus primas hermanas extraídas de instrumentos de cuerda como los chelos, contrabajos y violines; fusionándose con ellas ante la complicidad de las del teclado y los vientos preparando la pista de despegue para que Eñaut volase, sobre tan fecundos pasajes. Cielo a través a partir de Hel nazazu eskutik, segunda en sonar.
Bajo una iluminación musical tan especial, el extraordinario viaje musicado deparó en un primer momento tres nuevas interpretaciones erigidas sobre tan cautivadora suma de armonías, siendo la más emotiva de todas Gernikan, con los Kenzazpi, hijos de dicha villa, convirtiendo la canción en un ejercicio de memoria histórica sobrecogedoramente escrito, parpadeantes luces rojas mediante e inquietante sonido de una sirena accionada de forma manual incluido. Con Eñaut, de rodillas tras el encargado de hacer sonar dicha sirena, dando lugar a una de las imágenes de la velada. Tras dicha interpretación la O.S.E se retiró momentáneamente, ofreciendo el grupo propiamente dicho 4 composiciones: para restar seriedad a la velada o, tal vez, para que los músicos liberaran tensiones; 4 temas rematados por el legendario Zenbat min (con Eñaut a la carrera por los pasillos de Baluarte) y Hemen gaude, dedicado a Mikel Laboa, Xabier Lete y a los recientemente cuestionados docentes del Modelo D, para quienes fue la gran ovación de la velada. Acto seguido, con  la OS.E nuevamente en el escenario, la noche depararía 6 nuevas interpretaciones (Haizea, Itsasoa gara o Ilargia entre ellas, cómo las cantó Baluarte), antes de encontrar el mejor final posible en unos bises, rematados por Zapalduen Olerkia.

De manos de Kenzazpi y la O.S.E., la música y la magia se encontraron en unos lugares comunes llamados canciones, demostrando encajar las mimbres aportadas por ambas partes a la perfección. Dando lugar a una fusión llamada a quedar inmortalizada para siempre en las retinas y oídos de cuentos la presenciaron. De lujo. Bravo por semejante reunión.

Piratas del ska-punk

Concierto de Talco                                               

Fecha: viernes, 22 de noviembre.
Lugar: sala Movie, Aizoáin.
Intérpretes: Talco, formación integrada por Dema, a las guitarras y a la voz, Ketto, al bajo, Nick, a la batería, Jesús, a la guitarra, Rizia, a la trompeta, y Cioro, al saxo  tenor. Como teloneros abrieron velada La Plebe.
Incidencias:. Hora y 15 minutos de duración. 2/3 de aforo en la actuación de dicho día. Público de ambos sexos y mayoritariamente joven que se mostró entregado.

Después de que la armaran, y de qué manera, el pasado marzo, los italianos Talco regresaron a Movie dispuestos a liarla nuevamente; y por partida doble, el viernes 22 (asistiendo nosotros dicha noche) y el sábado 23. Y no contentos con ello, lo hicieron con un objetivo añadido, grabar los conciertos de cara a la publicación de un CD registrado en directo.
Ante una muy buena asistencia dicho viernes, la noche calentó calderas y motores con la comparecencia de La Plebe, quinteto radicado en San Francisco, California, que, con 4 discos en su haber, representó todo un valor añadido para la velada: por su incendiario directo, puro vértigo y vorágine el grupo sobre el escenario (erigida su actuación sobre un punk-skatalítiko con fuerte presencia de los vientos, tan acelerado como incontestablemente facturado) y por la presencia de Juankar, el infatigable frontman de Boikot, al bajo, a los coros y a la voz, aportando el citado activista del punk rock estatal aplomo y credibilidad, desde un activísimo segundo plano. Y sí, gustaron, convenciendo totalmente a la parroquia. A un gentío más que predispuesto para sonidos como los de La Plebe y que, si bien se citó en la sala en menor número que en la anterior visita de Talco, se involucró en el concierto como entonces: como muy pronto íbamos a ver.
Con los termómetros llamados a medir emociones y expectación subiendo de forma imparable, los piratas italianos del más festivo ska- oi (piratas a tenor del logotipo que preside su bandera: dos trompetas cruzadas a modo de tibias bajo una calavera), lucieron desde los primeros compases como lo que son, embajadores perfectos del espíritu street punk más combativo, llevando la sala a la efervescencia en cuestión de segundos: en los poquísimos que tardó en subir la marea de manos de, al igual que los de la banda anterior, los más que activos vientos: músicos y animadores del cotarro por igual a la hora de jalear a los presentes: a un público que desde dicho minuto 1 cantó, dio palmas, bailó, botó y más –al mismo tiempo-, llegando en los momentos álgidos de la velada, torsos al aire los más entregados, a trazar espectaculares círculos en la parte delantera de la sala llamados a transformarse en explosivos pogos. En momentos como los deparados por unos temas que, de marcado regusto partisano y color rojo –en esencia-, como la esperanza del obrero, se han convertido ya en auténticos himnos callejeros, como La torre, Danza del autumno rosa, La mia citta, Gran gala, La machina del fango o San Martan, acentuando su vitamínico hálito la incontinencia general en lo referido a entrega y efusividad. Haciéndolo el  poderoso latido de unas canciones, he aquí buena parte de su magia, tan pegadizas como poco previsibles -en lo que a su factura y a su desarrollo hace referencia-, de contestatario regusto siempre.
Sorprendidos por el calor descubierto en Euskal Herria, Talco eligieron Movie para retratarse en directo: y acertaron. Plenamente, como lo dejó claro, por si lo comentado hasta este punto no hubiese sido suficiente, el momento de petición de los bises, solicitados por medio de un cántico del Hator, hator que, masivo y atronador, sorprendió y cautivó a los músicos. A una banda que lo siguió con interés, guardándose  hasta entonces en la manga la sorpresa que tenían reservada por su parte, la versión del Zu atrapatu arte de Kortatu con la que se despidieron: una vez publicado el disco, a ver si tenemos la suerte de volver a verlos en su presentación.




QUÉ GRANDES! QUÉ BUEN ROLLO TRANSMITEN ESTOS TÍOS!!

14/12/13

CHAOS AD PROJECT,DESBORDÓ BLACK ROSE



 CHAOS AD PROJECT, proyecto paralelo de Khamul (banda con más de 10 años de trayectoria y cuatro discos a sus espaldas), desbordó literalmente BLACK ROSE en su debut, dejando pequeño el míltico local. Protagonizando un llenazo de los de la vieja usanza con su homenaje a Sepultura.
Con su tributo los músicos a las mejores canciones de discos como Arise, Roots y, especialmente, Chaos AD, del que toman el nombre del proyecto y en el que centran su repertorio. Grandes, muy grandes!!



COMPONENTES:

MIKEL JAMAR, VOZ
RICHARD MUÑOZ Y RAÚL CLEMENTE, GUITARRAS Y COROS
JAIME ZUBIAUR, BAJO
ARKAITZ LAGUARDIA, SAMPLERS & SCRATCHES
SANTI PANADERO, BATERÍA


CHAOS AD PROJECT, HOY SÁBADO 14, A LAS 20.30, EN BLACK ROSE


8/12/13

THE ICER COMPANY TRIUNFARON EN BLACK ROSE


The Icer Company es una formación que, surgida meses atrás en Iruñerria, ya cuenta con un CD bajo el brazo, autoeditado por ellos mismos antes del verano y relanzado por GOR de cara a la presente edición de la Feria de Durango.
Erigido sobre un muy trabajado concepto intelectual -además de musical-, el CD se títula Ur abisalen espedizioa, y propone un viaje –metafórico- por aguas abisales. Un recorrido por lo más profundo del océano personal de cada cuál: he aquí la original propuesta planteada por la banda en su primer trabajo.







2/12/13

HALA BEDI IRRATIA, 30 AÑOS AL PIE DE MICRO: ¡ZORIONAK!



La pionera y legendaria Radio Libre de Gasteiz HALA BEDI IRRATIA está de cumpleaños, y no ha podido celebrarlo mejor que publicando un CD RECOPILATORIO, un DOCUMENTAL y un LIBRO conmemorativo, titulado todo ello Haba Bedi 30 Urte kolpez kolpe.




PORTADA DEL CD



El DISCO se articula alrededor de 15 formaciones vascas versioneando otras tantas canciones compuestas en Euskal Herria en los últimos 30 años. Entre los diferentes artistas encontramos en primer lugar a Johnny & Joseph haciendo suyo de manera muy especial el Kolpez kolpe de Kortatu; personalizado y con colaboración de Fermin Muguruza. Además, entre los diferentes grupos musicales, encontraron su espacio Allnighters, Anai Arrebak, Betagarri, Izaki Gardenak o Neubat, brindando curiosas versiones de temas de Eskorbuto, M-ak, Potato, Ruper Ordorika o Negu Gorriak: aunque para curiosas –por no decir raras-, las realizadas por Indarrap  o Gari de sendos clásicos de Gozategi y RIP respectivamente. Impagables. 




Acerca del libro, en primer lugar diremos que en el mismo encontramos el DVD que sirve de soporte al DOCUMENTAL. En dicho formato se enlazan la historia de la radio, el trabajo del día a día y la ficción, y se incluyen entrevistas tanto con los primeros locutores de la emisora como con los actuales; como curiosidad, diremos que quienes ejercieron de periodistas a la hora de hacer dichas entrevistas fueron gentes como Jon Maia, Mariano Ferrer, Iñaki Ortiz de Villalbva, Txerra Bolinaga o el ya citado Fermin  Muguruza, completándose el DVD con unos muy interesantes extras.

PORTADA DEL LIBRO


Albergando en sus páginas imágenes, documentos históricos, carteles de las diferentes épocas y una colección de ilustraciones y cómics hechos para la ocasión, escrito en castellano y en euskera, el LIBRO se articula sobre la historia de HALA BEDI escrita por Iker Saenz de Argandoña siete años atrás… Sin que llegara a publicarse, habiendo sido convenientemente revisada y completada. Asimismo sus páginas hacen especial hincapié en el devenir de los movimientos sociales o alternativos de Gasteiz, siendo el resultado una bien nutrida radiografía de la evolución sociopolítica vivida desde 1982 por la ciudad. Imprescindible para espíritus inquietos. Información acerca de cómo adquirir cualquier cosa de las tres o todo ello klikando aquí.


USTED ES EL VISITANTE Nº