MARTXA, MARTXA CON NUESTRA FANFARRE!! (QUE USTEDES LO PASEN BIEN) )

26/12/15

HATORTXUROCK 18 / HATOR, HATOR NESKA MUTIL ETXERA: LA CRÍTICA



Hator, hator neska mutil etxera!

Hatortxurock 18: actuaciones de Soziedad Alkoholika, Zoo, Anestesia, Gatillazo, Oliba Gorriak, Riot Propaganda, Los Zopilotes Txirriaos, Non Servium, Skatu, Skakeitan y ETS

Fecha: sábado, 26 de diciembre.
Lugar: espacio denominado Entre Cementerios, sito entre Burlata y Atarrabia.
Incidencias: actuaciones de 70 minutos por banda. Puntualidad exquisita. Aforo completo, público mayoritariamente joven.

Fiel a su cita con el solsticio de invierno, el sábado 26 se celebró una nueva edición de Hatortxurock, festival que volvió a congregar una auténtica marea humana (las entradas se agotaron con semanas de antelación) y que transcurrió en medio del habitual buen  ambiente; y todo ello, como es marca de la casa, presidido por la exquisita  profesionalidad en lo referido a organización.
Sobre dos escenarios llamados a acoger de forma alternativa los conciertos, en una edición marcada por la presencia de savia nueva (en horarios intempestivos para el firmante de estas líneas), clásicos de ayer y de siempre (S.A., Anestesia o Gatillazo) o por los desde 2013 en boca de todo el mundo Riot Propaganda, el pistoletazo de salida vino dado por Soziedad Alkoholika, quienes, a pesar de tocar a las 16.30, convirtieron la carpa en una hirviente olla a presión con su inmisericorde bombardeo, detonando temas de ¡todos! sus discos. Atronando al gentío con canciones de tan rabiosa actualidad como Política del miedo, Niebla de guerra, Palomas y buitres o Piedra contra tijera, contra la Ley Mordaza. Y todo ello sin que faltaran las verdaderamente imprescindibles, imposible citarlas todas. A continuación llegó el turno para el reggae & raggamuffin de Zoo, quienes relajaron un tanto el ambiente con su actuación, emparedada entre la de S.A. y Anestesia: la histórica formación de Mikel Kazalis –esta última-, también en Negu Gorriak en los 90. Toda una referencia del trhash metal euskaldun, Anestesia se mostraron demoledores, protagonizando sacudida a sacudida una incontestable descarga. Sin miramientos y de altísimo voltaje, ejecutada sin edulcorantes… ni anestesia, siendo la más agresiva de la noche con temas como Kontraesanak o Agur marcando la diferencia.
En total increscendo en lo referido a efervescencia, acto seguido llegó Gatillazo, dando lugar los comandados por Evaristo a un explosivo concierto. En su línea. Apuntando –y alcanzando el de la inagotable voz - a la línea de flotación del sistema.  Derrochando en el presente siglo lo que ya derrochó generosamente en el anterior, espectáculo y clarividencia a espuertas, dejando claro lo siguiente: que no sabemos si será o no Nº 1 en USA, pero que sobre los escenarios del Estado lo es. Y lo realmente importante, sin recurrir por sistema a tocar temas de su vieja banda, La Polla, sino defendiendo los nuevos, erigidos con la complicidad de su actual formación. Así pues, venciendo y convenciendo el de Agurain una vez más.
Lo mismo que, en su última noche de conciertos, Oliba Gorriak, quienes brindaron un emotivo show, efusivamente seguido por sus incondicionales. Una actuación que, presidida por una muy cuidada puesta en escena (hubo desde tragafuegos a bailarinas),  fue el perfecto preámbulo para la de Riot Propaganda, última que vimos y otra de las que más expectación había suscitado, quedando más que justificada la misma: la presencia en el festival, en su puntual regreso a los escenarios, de la triunfal entente surgida  de la unión de Habeas Corpus y Los Chikos del Maíz.
Surgido en 1999 y uno de los más multitudinarios de cuantos se celebran actualmente en Nafarroa, Hatortxurock demostró seguir vivo, muy vivo 18 ediciones después: eso si, corta vida al mismo, a la vista de los motivos de fondo que lo impulsan…



15/12/15

criticARTE DICIEMBRE: HAMLET, VENDETTA Y EL COLUMPIO ASESINO

 

Reverdeciendo reventón

Concierto de El Columpio Asesino

Fecha: viernes, 25 de diciembre.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: El Columpio Asesino, formación integrada por Albaro Arizaleta, Raúl Arizaleta, Daniel Ulezia, Cristina e Iñigo Sola. Como teloneros abrieron noche Los Graves y Cabezafuego.
Incidencias: último concierto de El Columpio Asesino antes de un anunciado período de descanso. Alrededor de hora y 1/4 de duración, bises incluidos. Lleno, público de todo tipo y condición.

Desoyendo el dicho de Sabina que dice que no se debería tratar de volver al lugar donde se ha sido feliz, El Columpio Asesino tentó a la suerte por partida doble el pasado día de Navidad, regresando al mismo recinto que completaron en 2014… y haciéndolo un año más tarde exactamente. Y lo hicieron obteniendo idénticos resultados: satisfacción y felicidad en ingentes cantidades tras llenar nuevamente Zentral hasta la bandera, con motivo del último concierto de su actual gira. Bueno, y del parón hasta nuevo aviso en lo que a actividad en directo respecta.
La velada arrancó con la comparecencia de Los Graves, trío local que defendió acertadamente su propuesta en el tiempo del que dispuso, erigida sobre aires stonianos, surferos, rockabillys, tonalidades de country rock & rock sureño… Todo ello por medio de unas canciones elegantes y bien plasmadas en directo. Así pues, podemos decir que Los Graves cumplieron bien su cometido, prender la caldera aportando a la noche las primeras notas de calor. ¿La anécdota de su actuación? La presencia de Cristina, de El Columpio, aportando su voz en uno de los temas, rememorando su condición de antigua componente del grupo. Acto seguido la noche prosiguió su camino al lado de Cabezafuego, quien, ecléctico, explosivo y sin complejos sobre el escenario (o sobre la barra de Zentral, ya conocemos sobradamente a Íñigo), compartió ingeniosamente con su público el showman que lleva dentro, demostrando efervescente estado de forma apoyándose en los temas de Camina conmigo, su celebrado primer álbum en solitario; en unos temas de concepto y concepción un tanto psicodélica, derroche de arte y singulares maneras mediante. Y sí, gustó Cabazafuego, su humor inteligente y provocador, dejando el recinto en perfecto estado de ebullición tras el incendio provocado.
Un año después de que estrenaran la sala, El Columpio Asesino, la histórica formación comandada por Albaro Arizaleta, regresó al escenario de su último gran triunfo en casa, reverdeciendo laureles y reventón. Al igual que sucediera un año atrás, el telón se abrió  para ellos con Babel, ofreciendo en un primer momento el quinteto una selección de temas de Ballenas muertas en San Sebastián, su último CD. Tras el último de ellos, el que da título al álbum –precisamente-; con Cristina respaldando a Albaro a la perfección a las voces y a las percusiones (qué ambientaciones las creadas, siderales –por momentos-), el grupo cambió de tercio con Your man is dead, quedando propulsada la noche sin remedio con hits como Cha cha cháPerlas o, evidentemente, Toro, el clímax perfecto: la tormenta perfecta con forma de canción, toda vez que lo tiene todo, magistral punteo incluido. Y así, por todo lo alto; dejando el pabellón arriba del todo pareció terminar la noche. Pero no, todavía faltaban unos bises que, generosos, se tradujeron en la interpretación de 5 temas más, La marca en nuestra frente es la de Caín o Floto incluidos: en las de unas composiciones llamadas a rubricar del mejor modo posible, más que la actuación, un ciclo –tal vez-, sonando como sonaron para el grupo en los días previos tambores, si no de despedida, sí de “hasta luego”. Así pues, hasta la vista, Columpio. ¿Tal vez hasta 2016 por Navidad?

Airado


Concierto de Hamlet


Fecha: sábado, 12 de diciembre.
Lugar: Sala Tótem, Atarrabia.
Intérpretes: Hamlet, formación integrada por Molly a la voz, Luis y Ken HC, a las guitarras, Álvaro al bajo y Paco, a la batería. Como teloneros abrieron Ingravitö
Incidencias: presentación de La ira, 11º CD del grupo. Hora y media de duración, bises aparte. Alrededor de 300 personas, público participativo.

Hamlet ofreció un airado, malencarado concierto en su regreso a Tótem. Una actuación a cara de perro. Sin florituras ni concesiones, en clara consonancia con los presentes tiempos (oscuros) que vivimos y con el aura que preside los temas de La ira, su último trabajo.
A total altura de las circunstancias, la velada fue abierta por Ingravitö, quienes aprovecharon la oportunidad para dar voz una nueva noche a su susurro gritón. Para proclamar a voz en grito, naturalidad y contundencia metálica mediante, la vigencia de su Diario de un susurro que grita, CD que les está brindando reseñables satisfacciones. Y finalmente, tras concluir set list a modo de extra con su personal revisión del hit de Doctor Deseo Corazón de tango, llegó el momento rabiosamente esperado: la irrupción de Hamlet, banda que se vació literal y espectacularmente sobre el escenario en su regreso a Iruñea, una de sus plazas fuertes por excelencia.
Con Molly, el frontman de especial magnetismo, saludando por todo lo alto invitando & incitando a meterse en la fragua; en el fragor del rock metal del grupo a los presentes, el concierto arrancó con Egoísmo, viejo tema que al igual que los siguientes en sonar, Ceremonia TV o Muérdesela, coqueteó con parajes sonoros de muy variadas densidades. De intensas inmensidades o viceversa (tanto monta monta tanto), en medio de una apoteosis sonora brutal. Con el quinteto dándolo todo… y lo siguiente, cabalgando denotando gran presencia escénica. Sin guardarse nada de puertas para adentro, puro derroche de fuerza, protagonizando un inmisericorde bombardeo ya de manos de viejas composiciones (Dementes cobardes, Denuncio a Dios –entre otras-), ya, como cabía esperarse, de nuevas armas, como las anteriores, llamadas a ser de persuasión masiva, como Irreductibles o La imperfección, antes de concluir con Tu medicina. Antes de hacerlo, tras agradecer emotivamente su asistencia y su respuesta a los presentes, con Irracional y J.F., ya en los bises.
Viviendo el metal en primerísima persona, Hamlet protagonizaron en Tótem una tormenta metálica sin escape. Sin posibilidad de escampe, con Molly abriéndose paso todo el tiempo a través de los truenos percutidos por el baterista y del muro sonoro general;  sobrevolando con autoridad y mando en plaza sobre sus tres hacheros o gladiadores, guitarras y bajo en mano. Y, airados se mire desde el prisma que se mire, lo hicieron convenciendo a los presentes. Bestiales en su regreso una vez más.

 

Sobresaliente boche final

Concierto de Vendetta


Fecha: viernes, 11 de diciembre.
Lugar: Zentral Café Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Vendetta, banda integrada por Jabiero, a las guitarras y a la voz, Luisillo, al bajo, a los coros y a la voz, Rubén, a la trompeta y a la voz, Pello, al trombón y a la voz,  y Enrikko, a la batería, al ukelele, a la voz y a las programaciones. Como teloneros, abrieron velada Benation.
Incidencias: último concierto de la gira de presentación de 13 Balas. Cerca de 2 horas de duración, tanda de bises incluida. Lleno. Público entregado con importante presencia de jóvenes de sexo femenino.

Vendetta la armó en su última noche de Abriendo camino tour, gira que por les ha llevado a numerosos puntos de Estado, haciéndose sobre los escenarios no solo con el nihil obstat del público sino con las mejores críticas. Con el reconocimiento masivo, ese premio tan apreciado y codiciado por los músicos.
En medio de un gran ambiente, la velada arrancó con Benation, trío de rap formado  en 2011 por  Beltxa y Paco Brick, primos senegaleses que se reencontraron en Iruñea tras emigrar de su país; el grupo, una nación (he aquí el significado de su nombre), presentará el próximo viernes su primer CD: a tenor de lo visto en Zentral, un álbum erigido sobre una concepción del hip hop diferente y genuinamente diferenciada, rica en colores propios del rap neoyorquino, del jungle y, cómo no, de ritmos tribales africanos. Y con semejantes argumentos cautivaron a los presentes, antes de que Kutxi Romero saliese para ejercer de maestro de ceremonias del último preámbulo previo a la gran cita: el estreno de un nuevo videoclip de Vendetta, África, de importante componente  divulgativo-reivindicativo, además, música mediante, de lúdico. Y a continuación, la hora de la verdad para los cabezas de cartel.
Grupo de imborrable huella con el que se ha iniciado en la música toda una generación, ante un público con presencia de seguidores llegados incluso del resto del Estado, Jabiero, Lusillo, Rubén, Pello (en línea los cuatro en la parte delantera del escenario mano a mano y voz a voz) y Enrikko abrieron camino con Leña al fuego, avivando la llama sin posibilidad de vuelta atrás con temas como Time for freedom y Egunero, para cuya interpretación se contó con la colaboración de un primer invitado, Gorka, de Leihotikan. Pura gasolina con forma de canciones, la fiesta tanto sobre como bajo el entarimado continuó con La familia, llegando un nuevo clímax con Begitara begira. Y de esta manera se desarrolló la fiesta, con el gentío llevando a Vendetta en palmitas, cantando, dando palmas, bailando o procediendo a todo ello a la vez; con el quinteto, cuerdas y vientos en perfectísima cordada todo el tiempo, viento en popa a toda máquina demostrando tener cuerda para rato.

¿Más momentos a destacar? Los brindados por las colaboraciones de Iker Piedrafita (Pólvora), Benation (África) o Montxo, hermano de Jabiero con histórico pasado en Tijuana in Blue o Los Huajolotes, quien participó en La diabla, último tema antes de los bises; o los momentos ofrecidos por la dedicatoria de Pasos de acero al nuevo gaztetxe de Iruñea o la interpretación espontánea por parte de un gaitero del Hator, hator, de lo más celebrada por público y banda. ¿Temas a destacar? Ardua labor… Buonasera, por haber sido precedido por una incendiaria batucada brindada por los propios músicos, luminosas baquetas de por medio. Y, de imprescindible reseña, los que sonaron en los bises, espectacularmente arreglados para la ocasión: Ekainak 24, Sugarra zugan (en sorprendente formato ¡acústico!) o Botella de ron, entre guiños a Toy Dolls, Tijuana in Blue… y espectacular lingotazo de ron por parte de Pello en una noche como esta: sobresaliente a todos los niveles. De inolvidable broche de gira y celebración. ¡Chapeau!

27/11/15

CICLONAUTAS: 'BIENVENIDOS LOS MUERTOS', YA A LA VENTA



El pasado 1 de noviembre vio la luz 'Bienvenidos los muertos', videoclip del esperado nuevo CD de Ciclonautas. He aquí al trío hispano-argentino pletórico, en estado puro, preparado para dar un nuevo paso al frente; un paso con forma de zancada. El tema ya está  disposición de todos en iTunes, Amazon y Spotify.





Desde AYER VIERNES, el disco ya está en iTunesAmazon y Spotify, además de en los siguientes PUNTOS DE VENTA FÍSICOS: MEDIAMARKT, EL CORTE INGLÉS, FNACS, TIENDAS TIPO y TIENDAS ELKAR


CICLONAUTAS,BIENVENIDOS LOS MUERTOS’ (EL DROMEDARIO RECORDS, 2015)


Tras irrumpir en la escena con la fuerza de un ciclón, Ciclonautas, el trío integrado por el guitarrista y vocalista argentino MAI MEDINA, el bajista JAVIERTXO PINTOR y el batería ALÉN AYERDI (a las baquetas también en Marea), vuelven a saltar a la palestra con un nuevo trabajo, ‘Bienvenidos los muertos’; el lanzamiento llega apenas  año y medio después de que la banda debutara con Qué tal?, álbum doble que fue considerado por la prensa especializada como Mejor disco de Rock de 2014.

‘Bienvenidos los muertos’, el esperado segundo álbum de Ciclonautas, engrandece el presente del grupo cumpliendo las expectativas más exigentes: y ello pese a lo alto que había quedado el listón. 10 canciones lo integran, destacando las colaboraciones de Iñaki ‘Uoho’ Antón, de Extremoduro, al órgano Hammond en Mordieron luna (hasta rabiar), y la de Marc Ford, de los legendarios The Black Crowes, quien aportó guitarras en Extraño. El resto de las composiciones son Bienvenidos los muertos (primer single extraído y  protagonista de su primer videoclip), Los fantasmas del ocaso, Pensamientos perros, Uh lalá, Torcido, La reina, Fetiche y Carnavalito.

El disco se grabó en los Estudios Aberin de Navarra, siendo de nuevo Iñaki Llarena el encargado de afrontar las labores de grabación, producción, mezclas y mastering. Para llevar todo ello a buen puerto contó con Leyre Aranguren como coproductora. La portada y el arte gráfico del CD son obra de Iosu Berriobeña, y su publicación llega de manos de El Dromedario Records.

‘Bienvenidos los muertos’ comienza del mejor modo posible, con el trío hispano-argentino poniendo las cartas sobre la mesa con rotundidad y grandeza; con el tema que le da título, perfecta tarjeta de presentación para un disco rocoso y rockero por igual; impulsivo, directo y totalmente de directo, presentando credenciales el grupo, de su mano, sin complejos. Sin guardarse As alguno en la manga, dejando claro no tener nada que esconder y sí mucho que mostrar. Acto seguido, por idénticos parámetros, el grupo  continúa cocinando su rock crudo a la perfección, disparándose el crecimiento del disco de forma exponencial. Con las canciones creando climas y genuinos ambientes apoyándose en unos ritmos y melodías que, debido a su gancho y a la especial voz de Mai, incendian sin posibilidad de escape el interior de quienes las escuchan: cosa de que Mai, más que chispas, saque fuego –directamente- a cuantas cuerdas encuentra a su alcance: tanto a las de las guitarras como a sus cuerdas vocales.

Llegados a este punto, no podemos dejar de hablar de las letras de Mai: llenas de realismo mágico y ricas en imaginería, claro reflejo de un alma, la suya, que vuelve a pensar en imágenes a la hora de escribir: en efervescente estado de ebullición.


‘Bienvenidos los muertos’, Ciclonautas con paso firme, calentando motores y corazones nuevamente con sus nuevas canciones. Con un disco que, marcado a fuego por el espíritu del rock, conjuga con inusual maestría los más brillantes pasajes de la historia del legendario género, destapando el trío con inusitada naturalidad el tarro de las esencias. Su particular esencia de manos de la del rock & roll, poniendo para ello MAI, TXO y ALÉN todo su arte en el asador; demostrando que la maquinaria sigue perfectamente engrasada. Ciclonautas, así pues, luciendo totalmente vivos en este, su segundo álbum: ¡Bienvenidos!



19/11/15

CICLONAUTAS, ‘VIVO O MUERTO’ - GIRA DE SALAS 2016: ENTRADAS YA A LA VENTA



El próximo VIERNES 27 DE NOVIEMBRE verá la luz ‘BIENVENIDOS LOS MUERTOS’, el esperado 2º CD de CICLONAUTAS. Dicho álbum será presentado mediante una gira de salas, ‘VIVO O MUERTO’, que recorrerá la práctica totalidad de la geografía española entre los meses de enero y mayo de 2016. Estas son las primeras fechas confirmadas:


15 ENERO, ZAMORA, LA CUEVA DEL JAZZ
16 ENERO, PALENCIA, DREAMS
22 ENERO, BOIRO, LA POSADA
23 ENERO, VIGO, LA FÁBRICA DE CHOCOLATE

19 FEBRERO, MADRID, WE ROCK
20 FEBRERO, ARANDA DE DUERO, LA COLMENA MUSICAL
26 FEBRERO, PAMPLONA, ZENTRAL KAFE TEATRO

4 MARZO, SALAMANCA, SOCIEDAD HARD ROCK
5 DE MARZO, PALMA DE MALLORCA, MARÍA MARÍA
11 MARZO, BARCELONA, RAZZMATAZZ
12 MARZO, TARRAGONA, SALA ZERO

8 ABRIL, ALICANTE, MAREA ROCK
9 ABRIL, VALENCIA, ROCK CITY
15 ABRIL, OVIEDO, LA CALLEJA
16 ABRIL, VALLADOLID, PORTA CAELI
22 ABRIL, ALCALÁ DE GUADAIRA, SALA UNDERGROUND
23 ABRIL, MÉRIDA, EL BUJÍO

13 MAYO, MURCIA, GARAGE BEAT CLUB
14 MAYO, ALMERÍA, MADCHESTER
20 MAYO, LOGROÑO, BIRIBAY
21 MAYO SANTANDER, ROCK BEER
27 MAYO ZARAGOZA, SALA LAS ARMAS
28 MAYO, OIARTZUN, PAGOA


Las entradas para dichos conciertos ya están a disposición del público en la tienda oficial de Ciclonautas; en esta, entre otras posibilidades, se puede adquirir ENTRADA PARA LA CIUDAD QUE SE QUIERA + CD ‘Bienvenidos los muertos’ al precio de 19.99 Euros, o ENTRADA + ‘Bienvenidos los muertos’ + ‘Qué tal?’, por 29.99 Euros. El precio de las mismas será de 12 EUROS + GASTOS si se adquieren de forma anticipada, y de 15 EUROS, en TAQUILLA.

‘Bienvenidos los muertos’, además, ya puede reservarse en FNAC´S, TIENDAS TIPO y TIENDAS ELKAR, así como en ITunes.

CICLONAUTAS EN LAS REDES SOCIALES:

FACEBOOK: 



11/11/15

criticARTE NOVIEMBRE: EL TREN, PABLO UND DESTRUKTION, DIABULUS IN MUSICA Y APOCALYPTICA, PARA EMPEZAR!!

‘Chou chou’ llega el Tren

Concierto de El Tren

Fecha: sábado, 21 de noviembre.
Lugar: Café Bar Bigaroa, Errotxapea.
Intérpretes: El Tren, banda integrada por Diego, a las guitarras y a la voz, Juantxo, al bajo y a los coros, Patxi, a las guitarras, y Kiki a la batería.
Incidencias: concierto de presentación de 40º, nuevo CD de la banda. Hora y ½ de duración. Lleno, público de todas las edades receptivo y participativo.

Surgidos a principios de los 90 a la vera de los raíles de la avenida de Gipuzkoa, a toda máquina desde que retornaran trayectoria en 2010 tras permanecer varios años en vía muerta, El Tren, grupo bandera del barrio de la Estación, se detuvo nuevamente en Bigaroa, su apeadero en Errotxapea por excelencia. Y lo hizo con motivo de la presentación de un nuevo CD, trabajo integrado por 8 canciones concebidas lírica, musical y espiritualmente sobre los patrones del rock callejero de los 80: Leño, Los Suaves, Barricada… grupos cuya concepción del rock, entendido como banda sonora de los barrios (urbano dicho rock –si se quiere-, nunca de urbanización) caló, y cómo, en Santa Engracia.
Con renovada tripulación al frente (de quienes completaron la formación original únicamente siguen Patxi y Diego, siendo la de Juantxo la más reciente incorporación), el rock atemporal de El Tren se plasmó por medio de las canciones de las dos grabaciones con que cuentan, con preferencia de paso para las nuevas, dejando entrever las mismas alta voracidad y, en materia sonora, unas muy altas prestaciones. Ser de verdad, erigidas sobre esa concepción del género que, necesariamente, recuerda a los rockeros de dónde vienen: imprescindible lo dicho para saber a dónde se va. Y si no, mal.
Y todo ello, ante un local repleto de personas; con los pasajeros –rostros repletos de satisfacción-  dispuestos a disfrutar felizmente del viaje: un público que incluso saludó alguna de las interpretaciones secundando la música con gritos de “Queremos El Tren, no queremos AVE”. Y, no podemos ignorarlo, con los legendarios Patxi y Diego al frente tirando de la locomotora con la ilusión del primer día; viendo cómo se sigue haciendo realidad su sueño de pilotar una banda de rock & roll: los sueños de dos músicos que forman parte de ese exclusivo grupo de rockeros locales no suficientemente valorados, a tenor de su trayectoria y de cómo han contribuido al rock. A forjar, en nuestra tierra, el día a día del género. Su historia, haciendo sonar ambos sus guitarras sin innecesarias demostraciones. Al servicio siempre del recorrido de la canción: de unas composiciones que durante el tiempo que duró el concierto, sin fisuras, recorrieron parajes a diferentes velocidades, conformando un repertorio erigido sobre temas propios defendido con total dignidad y gallardía.
De largo recorrido en el tiempo pese a su vocación de cercanías, poso, solera y sabor, El Tren demostró seguir ahí con sus renovados argumentos con forma de canciones, surcando el siglo XXI plantando cara en materia de rock al AVE, al TAV, al TAP y a cualquiera que sea la denominación que se ponga por delante: El Tren, formación llamada así en homenaje a la canción de Leño y a su lugar de procedencia. Ya se le escucha llegar. ¡Viajeros, al tren!


‘GPS’ destino Pamplona

 Concierto de Pablo und Destruktion


Fecha: viernes, 20 de noviembre.
Lugar: Café Zentral Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Pablo und Destruktion, a la guitarra y a la voz, acompañado por La Tribu del Trueno. Como teloneros se contó con La Prima de Riesgo.
Incidencias: concierto enmarcado en la iniciativa GPS. Presentación de Vigorexia emocional, tercer álbum del artista. Asistencia discreta, público que mostró curiosidad. Hora y10 minutos de duración en total. 



La 5º edición de la iniciativa GPS-Girando por salas condujo hasta Iruñea a Pablo García & Pablo und Destruktion, artista con años a sus espaldas tratando de emerger (más que ‘emergente’) que, reivindicando identidad artística con personalidad e impronta propia, ofreció un interesante concierto en Zentral; una actuación que desde ningún prisma pasó desapercibida, articulada sobre interesantes bombas sonoras de emocionales intensidades y calibres.
Los primeros en subir a la tarima fueron La Prima de Riesgo, banda local que aprovechó  presencia en el parquet para rodar sus canciones: erigidas las mismas sobre pinceladas musicales llenas de buenas intenciones, desenfado y sabor a rock sureño, música de inspiración sixtie, pop a medio camino entre lo naif y lo kitsch... Unas composiciones cantadas en castellano y de letras muy personales que encontraron el nihil obstat de los presentes.

Pablo García, detonante y a un tiempo detonador de su alter ego Pablo und Destruktion, hizo gala desde el principio de haber recalado en Zentral presto a defender con uñas,  explosivo corazón y dientes una propuesta artística… De alcance: construida sobre pasionales atmósferas de envolventes densidades y calado al servicio de una concepción del rock alternativo curiosa, cuando menos. Forjada sobre una muy personal aleación de espíritu bluesero, psicodelia y folk de autor, apasionadamente plasmada en cuantas composiciones ¿sonaron? No, atronaron Zentral –directamente- de manos de su voz. Y todo ello exquisita y demoledoramente defendido por una banda que lució cómplice y conjuntada, La Tribu del Trueno, formación en la que brilló con luz propia el músico encargado de tocar la viola, aportando singularidad sonora a los temas. A unas composiciones, así las cosas, difícilmente clasificables. Totalmente alejadas de los parámetros al uso, conformando en su conjunto un hecho musical al servicio de la intensidad y la pasión; de generarlas y expandirlas, cautivando con dichos puntales a los presentes: principalmente la canción detonada en penúltimo lugar, con Pablo, fuera de sí y del escenario, haciendo gala de su apellido artístico recorriendo la sala micrófono en mano. Haciendo ver que lo suyo iba totalmente en serio, por si alguien, a estas alturas, albergase alguna duda: un artista este que, vayamos concluyendo, demostró ser un mundo en sí mismo. Un terremoto con epicentro en sus canciones. Pura entrega y actitud a la hora de construirlas. La personificación de las mismas –directamente-. Y sí, gustó y gustaron. Cautivó y cautivaron al respetable plenamente. Habrá que seguir su evolución.


Sueños que se hacen realidad

Concierto de Diabulus in Musica

Fecha: sábado, 14 de noviembre.
Lugar: auditorio Baluarte, Iruñea.
Intérpretes: Diabulus in musica, formación integrada en directo dicho sábado por Zuberoa Aznárez, a la voz, Gorka Elso, a los teclados y a la voz, Odei Ochoa, al bajo, Alexey Kolygin, a las guitarras, y David Carrica, a la batería, acompañados por la Coral de Cámara de Navarra y la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Navarra.
Incidencias: 
concierto de fin de gira de Diabulus in Musica, enmarcado en la temporada Encantando 2015. 1 Hora y ½ de  duración, bises aparte. Alrededor de mil personas, público de ambos sexos y diferentes edades que se mostró entusiasmado.

Formados en 2006, enraizados en la tradición del heavy metal local -con cautivador toque épico y sinfónico como plus-, Diabulus in Musica la armaron de manos del concierto ofrecido, más, muchísimo más que un concierto: una actuación espectacular en todos los sentidos en la que el quinteto, perfectamente escoltado por las voces de la Coral de Cámara y las notas musicales de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música, rayó a gran altura. Rozando –si no consiguiendo- la perfección. Satisfaciendo con un repertorio muy equilibrado, con claro protagonismo para los temas de mayores posibilidades orquestales, al respetable: a la multitud que abarrotó la sala principal de Baluarte, un gentío que, enardecido por las sensaciones recibidas, incendió con sus aplausos el ambiente después de todas las interpretaciones.

Tras un respetuoso minuto de silencio en recuerdo de los inocentes asesinados la víspera en París; respaldados los músicos -al abrigo de tan espectacular ejercicio de producción-   por el casi centenar de artistas implicados, el quinteto brindó su arte desde la línea delantera del escenario, quedando flanqueados bajista y guitarrista por baterista y teclista a derecha e izquierda, Zuberoa en la parte central. Quedando desde el arranque los citados, cosa del buen hacer de la orquesta, bañados por la vertiente más sinfónica de sus partituras, quebradas dichas atmósferas siempre que fue menester por la música característica del grupo, a caballo entre el heavy y el trhash-metal: perfectamente plasmados dichos pilares por las voces de Zuberoa y Gorka, representando ambas, si se nos permite, las de la bella y la bestia. Con la vocalista, por lindes cercanas a la lírica, denotando seguridad y comodidad al frente de los suyos. De cuantos coparon el escenario en su totalidad, invitados incluidos: John, de Enphental, a las voces; Alex, quien fuese miembro del grupo, a la guitarra acústica dando vida a una intimista composición mano a mano con la citada; y Adrián y Xabi, también componentes de Diabulus in Musica en el pasado (actualmente en Sonic Toys los tres últimos citados),  a las guitarras y a la batería en otra composición, camino del final. En resumidas cuentas, detonando los músicos en su conjunto consistentes mareas sonoras ora más metálicas, ora sinfónicas, sin colisionar las mismas entre sí. Fundiéndose más bien; conviviendo con majestuosidad durante todo el concierto, lejos de estridencia alguna.
Y todo ello, bajo un espectáculo de luces a la altura, en la mejor de las compañías posibles, la de la Coral dirigida por David Guindano y la de Orquesta Sinfónica, bajo la batuta de Vicent Ejea: como siempre en su fuero interno soñaron Gorka y Zuberoa –probablemente-, comprobando de primera mano los citados que el camino por ellos recorrido ha merecido la pena, en verdad.
Llegados a este momento, ¿qué más añadir? Que nos agrada ver  grupos como Diabulus in Musica, a los que prácticamente hemos visto nacer, protagonizando gestas como esta; poniendo semejante pica en Baluarte: fuera de cualquier duda, desde dicho sábado, su particular Flandes. Grande el espectáculo vivido, así pues. La constatación de que los sueños, en ocasiones, se hacen realidad.


Contundencia, magia, virtuosismo

Concierto de Apocalyptica


Fecha: domingo, 1 de noviembre.
Lugar: Café Zentral Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Apocalyptica, formación integrada en directo por Eicca Toppinen, Paavo Lötjönen y Pertu Kivilaakso, a los chelos; Franky Pérez a la voz; y Mikko Sirén, a la batería. Como teloneros se contó con Tracer.
Incidencias: presentación de Shadowmaker, 8º disco de la banda. Lleno, público participativo, de toda edad y condición. Hora y 1/2  de duración, bises incluidos.


En un día tan atípico como un domingo, Apocalyptica arrasaron en Zentral, dejando claro el porqué de la expectación suscitada en Iruñea por el presente concierto; ¿cómo? Aunando a la perfección magia, contundencia y virtuosismo. Demostrando ser uno de los actuales nexos de unión entre el heavy metal y, si no con la música clásica directamente, sí con una de su más electrizante concepción. Y es que el medio, esto es, el uso de unos instrumentos determinados (los chelos en este caso), no tiene por qué condicionar el fin, tocar música metálica. Y todo ello sin perder las canciones energía ni sonoridad en directo. Sin que nada chirriase. Dando a entender Apocalyptica, en resumidas cuentas, que es posible tocar incluso thrashmetal con instrumentos propios de la música clásica -más bien-, si es que en los presentes tiempos puede hablarse en dichos términos: dando a entender qué instrumentos son los más apropiados (o propiedad) de cada estilo, algo que, perdonen los puristas, creemos trasnochado.
La velada arrancó de manos de Tracer, impulsivo power trío al que casi no vimos, toda vez que comenzaron antes de lo inicialmente previsto; eso sí, su manera de plasmar el hard rock convenció, a tenor de cómo quedó la sala: convertida en una incandescente caldera. A punto de caramelo para los cabezas de cartel, quienes, en medio de un ambiente propio de las grandes citas; bajo una cuidada puesta en escena y un espectacular despliegue luminotécnico,  ofrecieron un show para no olvidar.
El concierto de Apocalyptica alternó temas cantados (qué voz la del cubano Franky) y otros de naturaleza instrumental, así como señeras –y esperadas- versiones con composiciones propias. Sobre la totalidad de los temas ofrecidos diremos que las interpretaciones, estando de por medio dos maneras de entender la música como estas, el heavy metal y la música clásica (tan próximas en lo relativo a perfeccionismo y virtuosismo), hicieron gala de generosa duración y desarrollo, demostrando los chelistas ser apasionados, consumados y avezados maestros de sus instrumentos. De unos chelos a cuyas cuerdas sacaron fuego con sus arcos –más que chispas solamente-, consiguiendo lo que los más reconocidos guitarristas con sus púas: dar vida a incendiarios e increíbles ‘punteos’. Y, evidentemente, con sus ribetes ya clásico-sinfónicos, ya metaleros y thrash-metaleros, los temas convencieron a los presentes, a un público que dio palmas, bramó de satisfacción en los momentos álgidos, inmortalizó con sus móviles los mismos y coreó los estribillos más conocidos de cuantas versiones sonaron; de temas como Nothing else mothers o Seek & Destroy, de Matallica; Refuse/Resiste, de Sepultura o, ya en los bises, del One, de Matallica, materializadas mediante pasajes sonoros de increíble regusto y factura. Grandes, a la altura de la expectación creada, triunfaron Apocalyptica en Zentral.


'LO QUE ALETEA EN NUESTRAS CABEZAS', DE ROBE, DISCO DE ORO!!

Robe, fundador, compositor, guitarrista y cantante de Extremoduro, ha recibido de forma oficial el disco de Oro por las ventas de su último trabajo “Lo que aletea en nuestras cabezas”.
El disco, que salió el pasado 9 de junio, fue número 1 de ventas en España nada más salir.
Avalado de forma unánime por crítica y público, tras cuatro meses de recorrido, continúa estando de actualidad, cosechando reconocimientos.
La nominación a los premios internacionales Vevo de la pasada semana ha sido precisamente la antesala de la confirmación de “Lo que aletea en nuestras cabezas” como brillante y merecido disco de Oro, que a su vez ha servido para consagrar a un Robe en continua evolución, cuyo registro y universo artístico parecen no tener límites.


28/10/15

DIKERS: 'VÉRTIGO', YA EN LA CALLE;




DIKERS, VÉRTIGO (AUTOPRODUCCIÓN, 2015)

Fruto de la creatividad y de las tempranas inquietudes artísticas de su fundador, Iker Piedrafita, todo un visionario y un adelantado a su tiempo, DIKERS irrumpen en la escena en 1998, comenzando una trayectoria que les ha llevado a convertirse en imprescindibles; una carrera ciertamente fecunda, sólidamente forjada sobre la publicación de 7 discos de estudio: el último de ellos, Vértigo, el álbum que os estamos presentando.

Llamado a marcar el regreso de una banda que nunca se fue, Vértigo es un álbum que suena a Dikers, sencillamente. A esencia propia. 12 canciones lo integran, grabadas, mezcladas y masterizadas por el polivalente Iker en sus Estudios El Sótano de Artica; estos son los títulos de los temas: Ababol, Pretencioso (elegido primer single y protagonista del primer videoclip del trío), Molotov, No hay más, Olek, Luz, Lárgate de aquí, Pan de canela, La chica de la curva, Ya no te espero, A quemarropa y Vitaminas.

Las 12 composiciones que integran el álbum, vertiginosas y de letras más directas y explosivas que lo que en ellos era habitual, llegan llamadas a explotar marcadas por su potencia; por esa electrizante potencia de serie –poco menos- que viene a ser una de las características con las que vuelve a reivindicarse el trío integrado actualmente por el ya citado Iker Piedrafita, a las guitarras y a la voz; Ivan Viedma, al bajo, y Sergio Izquierdo, a la batería: y así lo dejan entrever, erigidas sobre la fogosidad del rock, el nervio del punk y el calor de unas en todo momento exquisitas tonalidades pop: aderezado todo ello por increíbles e hipnotizantes melodías, sin olvidarnos de los seductores medios tiempos, otra de las marcas de la casa.

Girando alrededor de Iker, pieza fundamental de su engranaje, Dikers demuestran seguir en pie con el presente disco: continuar dispuestos a inventarse noches como solo ellos saben hacer, pidiendo paso con voz propia de manos de su sonido propio: algo de lo que no todo el mundo puede presumir.

Dikers, ya están aquí, reivindicándose con fuerza con estas, sus nuevas canciones. En la dirección correcta el trío en su vuelta a la primera línea de batalla, prestos a continuar la guerra. A seguir caminando hacia delante con la seguridad del equilibrista, pies en el alambre y ojos en el horizonte siempre, con nuevos planes a punto de caramelo. Vértigo: he aquí, sin duda, uno de los lanzamientos más esperados del año.






Dikers lo integran actualmente Iker Piedrafita, a las guitarras y a la voz; Sergio Izquierdo, a la batería, e Ivan Viedma al bajo; 'Vértigo' ve la luz  tres años después de la publicación del anterior, Casi nunca llueve. El disco ya está a disposición de todos en iTunes y Amazón, así como en los siguientes puntos de venta físicos: MEDIAMARKT, EL CORTE INGLÉS, FNACS, TIENDAS TIPO y TIENDAS ELKAR. Además, también está disponible para su escucha en streamming en Spotify.





Pretencioso, disponible para su descarga en ItunesAmazon y Spotify, pudiéndose escuchar en streaming en Deezer,


DIKERS EN LAS REDES SOCIALES



19/10/15

criticARTE OCTUBRE: PIPES AND PINTS, BURNING, STACIE COLLINS, VIRGIL & THE ACCELERATORS, DAN BAIRD & HOMENADE, JUNKYARD...


Sin arrugarse

Concierto de Pipes and Pints


Fecha: jueves, 22 de octubre.
Lugar: Café Zentral Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Pipes and Pints, formación integrada por Vojta Kalina, a la gaita y a las voces; Syco Mike, a la voz; Lukáš Vincour, a la batería; Tomáš Novotný, a la guitarra eléctrica, y Ondřej Balvín, al bajo.
Incidencias: concierto enmarcado en la gira Sangre Familia European Tour. Asistencia discreta, público efusivo. 1 Hora de duración, bises aparte.


El primer concierto de la presente gira estatal de los checos Pipes and Pists dio la de cal en lo referido a su actuación, colosal, pero también la de arena; y es que sus compañeros de carretera y cartel, los franceses Banane Metalik, no llegaron a la cita, por lo que los susodichos se vieron abocados a actuar en solitario.  
Programadas las actuaciones para las 20.00, la de los de Praga, única banda en liza,  arrancó sobre las 21.15, brillando con luz propia, desde el mismísimo pistoletazo de salida, la presencia en el grupo de un gaitero que no dejó indiferente a nadie: cosa del dinamismo y de la brutal presencia escénica que aportó, siendo, fuera de cualquier duda, el hecho diferencial del hecho musical del quinteto: por las lindes del punk rock más correoso y abrasivo dicho corpus, dejando clara la aportación de dicho instrumento algo que algunos ya sabíamos: que la gaita también puede ponerse, por qué no, al servicio del punk, y salir airosa del intento. Algo que muchos ya teníamos claro desde 1987, año en que viera la luz el disco No somos nada de La Polla Records. Y así discurrió el grueso de la velada, con el citado aportando grosor grafiteando sobre los muros levantados por las guitarras a la perfección; resultando este circunstancial, a la perfección, válido para ambos músicos.
Así pues, siendo esto así, a nadie extrañó el resultado del concierto, traduciéndose en lo  esperado por los presentes: en una concepción del punk rock, teñida de tintes folk, demoledora. Con nervio, como siempre fue y tiene que seguir siendo estando dicho género de por medio. Y todo ello con el grupo en su sitio todo el tiempo, sin arrugarse pese a las adversas circunstancias. Descargando sin contemplaciones ni concesiones. A fin de cuentas ellos sí llegaron a Zentral y allí estaban, sobre el escenario, y quienes estaban debajo, pese a las ausencias a ambas alturas del mismo, no tenían culpa alguna. Ninguna. Demostrando el grupo ser grandes y haber venido a ello, a repartir a lo grande, haciendo malo –llegados a este punto- aquello de que el que reparte se lleva la mejor parte, dándolo todo como lo dieron; vaciándose a la hora de exponer su manera de entender el punk rock: muy de la vieja escuela en sus manos, demostrando haber sido buenísimos alumnos de maestros como Social Distorsion.
La gira que llegó coja, he aquí cómo pudimos haber titulado estas líneas, algo que no hicimos por las siguientes razones: por respeto a Banane Metalik (seguramente, tras los asistentes, fuesen los principales afectados) y por reconocimiento al concierto de Pipes and Pints, merecedor de una crítica con un titular más acorde a su concierto, lo realmente importante. Que fuese más allá de lo anecdótico. Sí, gustaron.


Vivos, salvajes

Concierto de Burning


Fecha: viernes, 16 de octubre.
Lugar: Zentral Kafe Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Burning, formación actualmente integrada en directo por Johnny, al piano y a la voz, Carlos, al bajo, Eduardo y Nico, a las guitarras, Maikol, al saxo y Kacho, a la batería, acompañados por Niko, a las percusiones, Israel, Luis y David, a los vientos, y Maika y Sonia, a los coros.
Incidencias: primer concierto enmarcado en la gira Vivo y salvaje, de conmemoración del 40º aniversario de la fundación del grupo.  2 horas de duración, bises incluidos. Cerca de media sala, público preferentemente maduro que disfrutó de la velada.

Pieza angular de Burning y único miembro original desde el fallecimiento de Pepe Risi, 1997; referencial puntal desde 1975, año de la fundación de los denominados Rolling de la Elipa, Johnny Cifuentes regresó a Nafarroa una vez más, en esta ocasión con motivo del inicio de una nueva gira de la banda. De un tour muy especial; y, a la altura de las circunstancias (no todos los años se celebra el 40º cumpleaños de la formación de un grupo), luciendo en perfecta forma física y artística, lo hizo comandando un plantel  integrado por doce músicos: ¿el resultado? Espectacular, se mire como se mire.
Actitud canalla por bandera cual sempiterna marca de la casa, el rock de Burning se materializó de primeras con el tema Madrid, repasando el set list –en líneas generales- el concierto que ofrecieron en mayo en el Barclaycard Center de la capital del estado, con motivo de tal aniversario. Destacando respecto a anteriores visitas del grupo a Iruñea el formato con el que se presentó, espectacularmente acompañado por un percusionista, dos coristas  y una sección de vientos que tiñó de afortunado toque soul la música de Johnny y sus apóstoles, de característico regusto stonianio; vaqueros negros, chaleco de cuero negro, camiseta y gafas de rock de idéntico color, a caballo el citado todo el tiempo entre el micro principal, sus teclados (sitos en medio del escenario)… y la atención a los suyos, a ambas alturas del mismo, al tiempo que, de manos del hacer de semejante banda, disfrutaba del sonido de sus canciones como nunca llegó a soñar. Prosiguiendo con el repertorio, diremos que albergó composiciones de todas las épocas del grupo: temas cuarentones, sonando incluso I´m burning, su primer single, o Rock mamá, conjugados con otros prácticamente recién paridos, como los que vieron la luz en trabajos como Pura sangre, publicado en 2014. ¿El denominador común de todos ellos? El alma que denotaron… y el vigor con el que sonaron, haciendo bueno, en parte, aquello de que “los viejos rockeros nunca mueren”. ¿En parte, hemos apuntado? Sí, toda vez que a Burning no podemos considerarlos viejos, cuarentones todavía como son. Toda vez que todavía les queda gasolina por quemar: y así lo entendieron los presentes, un público que, haciendo buena la letra de Muévete en la oscuridad, cambió la televisión por una noche de pasión… musical en este caso, quedando plenamente satisfecho: tal y como lo atestiguó su implicación en hits como los siempre esperados e imprescindibles Qué hace una chica como tú en un  sitio como este, Esto es un atraco, Mueve tus caderas (con descorche de botella de champán incluido, como en toda celebración que se precie), No es extraño que tú estés loca por mí o Una noche sin ti, antes de terminar de manera apoteósica con Johnny B. Goode.
Supervivientes con preclaro marchamo de autenticidad, Burning lució en Zentral como lo que llevan décadas demostrando ser, una banda atemporal por cuyas maneras y cancionero no pasa el tiempo; viéndolo ellos pasar desde su atalaya –más bien-: ¡y que cumplan muchos más!

Puro rock and roll ‘energy’

Conciertos de Virgil & the Accelerators, Dan Baird & Homemade Sin y Junkyard

Fecha: domingo, 11de octubre.
Lugar: Zentral Kafe Teatro, Iruñea.
Incidencias: festival organizado por Rockefor; más de 4 horas netas de música en directo. Asistencia aceptable, centenares de personas. Público que se mostró receptivo y participativo.

La noche del pasado domingo, víspera de festivo, quedó teñida de puro rock and roll ‘energy’ de manos del Festival Rockefor, deparando la cita organizada por el legendario programa de radio las caudalosas actuaciones de Virgil & The Accelerators, una de las bandas más en forma del momento, a tenor de lo visto; Dan Baird & Homemade Sin, proyecto en el que está embarcado actualmente Baird, de The Georgia Satellites, y Junkyardla veterana formación de hard rock americano con vetas punk de Brian Baker, quien pasase por las filas de los referenciales Bad Religion y Minor Threat.

Comandados por el jovencísimo y talentoso guitarrista y vocalista Virgil McMahon, Virgil & The Accelerators arrasaron cual huracán, poniendo de sopetón las cartas sobre el tapete. Los naipes con forma de canciones sobre el escenario –en este caso-, atronando la sala con una concepción del rock and roll… realmente robusta, descarada y corpulenta, con raíces significativamente hundidas en los 70. Denotando los temas detonados indudable esencia y presencia de vetas de blues en su ADN. Y sí, con ellos convencieron a los presentes, un público muy ‘azkenero’, si se nos permite el calificativo: con unas composiciones que sonaron enlazadas la mayor parte de las ocasiones, como si los músicos quisieran aprovechar hasta el último rescoldo de su tiempo y lo más importante, la oportunidad brindada para expandir su música. Para  ampliar su radio de acción con su mastodóntico hecho musical, pura personificación del rock, tal y como hemos dado a entender.
Acto seguido, tras semejante primer plato (vamos, como si en un banquete, de primero, sirviesen el chuletón), llegó el momento del cuarteto comandado por el histórico Dan Baird, sólida formación –igualmente- pese a que, en un primer momento, tuviesen que pagar ciertos platos rotos: consecuencia directa de verse abocados a actuar en segunda posición. Pero, tirando de tablas y repertorio, aliñadas sus canciones por sacramentos  como el carácter eminentemente guitarrero de las mismas (rugientes, rusientes, así se mostraron todo el tiempo las guitarras), a ritmo trepidente solventaron progresivamente la situación, hasta desembocar en un incandescente final.
La noche terminó con la esperada actuación de Junkyard, quinteto en activo desde 1987 que satisfizo y asustó (entre comillas si se quiere la segunda acción verbal: no demos lugar a malentendidos) a partes iguales al público: complaciendo totalmente a sus incondicionales, arremolinados delante del escenario, y echando ligeramente para atrás al sector más bluesero del respetable: cosa de la intensidad de sus canciones, subidas de revoluciones y salpicadas de acerados y acelerados toques punkrockers en ocasiones. Fruto de cómo marcaron territorio con las mismas, de porte más abrasivo que las de las dos bandas anteriores: escritas con similares argumentos pero de otra manera respecto a las de aquellas; por parámetros más enérgicos… Mas contribuyendo igualmente a mantener la altura del listón; de un listón alto, muy alto durante toda la velada a todos los niveles, forjando con su actuación Junkyard dicha noche, víspera de día de fiesta, el mejor colofón para lo que vino a ser la velada: toda una fiesta del rock and roll.


Suyo es el reino del blues & rock

Concierto de Stacie Collins


Fecha: domingo, 27 de septiembre.
Lugar: Zentral Kafe Teatro, Iruñea.
Intérpretes: Steacie Collins, a la voz, a la armónica y a la pandereta, acompañada por un trío integrado por guitarrista, bajista y baterista.
Incidencias: presentación de Roll The Dice, 5º CD de la artista, enmarcado en la gira europea High Roller Tour. Hora y media de duración, bises aparte. ½ aforo largo.

Steacie Collins fascinó en Zentral por la fuerza, la elegancia y la determinación con que defendió sus canciones, demostrando ser una consumada artista de directo en la puesta de largo  de su último CD. Poniendo de manifiesto, puro corazón de blues & roll, que es suyo el reino de dicho género; sí, y en el concepto más sentido, dinámico y apasionado de la expresión.
Tocada con un característico sombrero tejano, Steacie puso desde el principio el alma en el asador, defendiendo de forma tan arrebatadora como impulsiva unos temas ricos en hechuras y latido. En puro regusto a Ruta 66, asfalto en ebullición y rueda quemada, rodados y más que rodados los mismos y los músicos escenario a escenario carretera a carretera: unas canciones que, tocadas por varitas mágicas verdaderamente exquisitas (relacionadas con el rhythm and blues, el boogie boogie, el charlestón, el country o los aires fronterizos), fluyeron redondas, sin denotar complicaciones ni aristas; desnudas, luciendo cual personificación en plenitud del espíritu del blues rock. Desprovistas de adláteres artificios y humo. Eso sí, sin que represente contradicción alguna lo que vamos a decir, perfectamente adornadas y vestidas las composiciones tanto por la armónica y su voz como por la clase y la complicidad con que las hizo suyas la backing band, integrada por guitarrista, bajista y baterista: trío de auténtico lujo cuyos integrantes también encontraron sus momentos de gloria al micrófono, llevando en un tema cada uno la voz principal. ¿El resultado, siendo esto así? Un concierto que, trepidante, encaró la recta final con inusitado frenesí y desenfreno, desembocando la misma inevitablemente en unos bises… Pedidos por abrumadora mayoría.
Dos años después de su anterior visita (la cita fue en la casa de Cultura de Burlata en 2013) Steacy Collins cabalgó de nuevo sobre sus canciones en Iruñea, protagonizando un concierto que, en otro orden de cosas, fue todo un revulsivo para rematar San Fermín Txikito: cosa del revitalizante complejo vitamínico que representó, fundamentado sobre algo tan poco tangible como irrefutable, la siempre vitamínica música en directo. Una pócima de fácil absorción y efectos inmediatos, más que apropiada para afrontar días grandes como este, domingo de San Fermín… o de resaca para algunos, lunes y la pelea diaria en lontananza. Un concierto, como sucediera en la anterior ocasión, para recordar.


NEKEZ, NUEVO VIDEOCLIP: EXCLUSIVA!!


NEKEZ, "Lokatzetako Igela"

M.C.D., FUNERAL EN VIVO: NUESTRA RESEÑA!! (MÁS VALE TARDE QUE NUNCA)



MCD 1979 – 2004: FUNERAL EN VIVO: BILBO ZUZENEAN 2005 (2015, AUTOPRODUCCIÓN)

10 años después de que se oficiara en Bilbao (como no podía ser de otro modo), por fin, el pasado verano, vio la luz el Funeral en vivo de M.C.D., trabajo integrado por 20 puñetazos/blasfemias sonoras que, brindadas a tumba abierta, con sus imperfecciones incluidas, reflejan a la perfección lo que fue M.C.D. hasta que la alineación integrada por Niko, Rokan, Joakin, Bernar y Neil, la que grabó el seminal Bilboko Gaztetxean en 1987 (más el último citado), decidió enterrarla. Y todo ello en medio de un ambiente tan destroy como ochentero, plasmado el concierto sin retoques de estudio, pese a haber sido masterizado especialmente para su edición en vinilo. 

La edición, presentada en doble vinilo, ha sido exquisitamente cuidada, incluyendo carátula plastificada doble con historia de la banda a todo color y fundas interiores de los discos en papel cuche de alto gramaje, con fotos históricas y del último concierto. Además, el pack incluye CD- 'recordatorio' con las 20 canciones.

FUNERAL EN VIVO: BILBO ZUZENEAN 2005 ofrece un repertorio clásico centrado en los grandes éxitos propios de M.C.D., conformando un trabajo con mucha cara: con 4 –nada menos-, toda vez que se trata de un doble vinilo. Un trabajo que se nos antoja como el Bilboko Gaztetxean del siglo XXI: con un directo comenzaron y con un directo se van. Toda una cita con la historia sin posibilidad de vuelta atrás, con los pasajes más salvajes de nuestro pasado poniendo la música de fondo. M.C.D., bonito ha quedado el muerto. Descanse en Paz…

USTED ES EL VISITANTE Nº